Sí se puede Massanassa renuncia a la subvención anual como grupo político y su concejal donará el salario

0
88

Sí se puede Massanassa considera que su actividad política no debe costarle “ni un euro” a los vecinos del municipio por lo que ha anunciado que su grupo municipal en el Ayuntamiento renunciará a la subvención anual que otorga el Consistorio a los partidos con representación municipal y que está en torno a los 2.000 euros.

Además, el concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento donará el dinero que le corresponde por asistencia a plenos y comisiones, unos 300 euros al mes. Según ha informado el partido en un comunicado, se donará esa cantidad a entidades sociales del pueblo.

“Es la hora de realizar gestos rotundos para recuperar la confianza en los representantes públicos, por lo que Sí se puede donará dichos ingresos y renuncia a la subvención anual que el Ayuntamiento de Massanassa realiza a los partidos de la localidad”, han explicado desde el partido, al tiempo que han señalado que en la situación de “alarma social” actual, “cada euro puede ayudar a mejorar la vida de muchas familias en pobreza o en riesgo de exclusión social”.

Asimismo, Sí se puede Massanassa defenderá en el primer pleno ordinario la rebaja del salario del alcalde (40.000 euros brutos anuales) y que en el municipio continúe trabajando solamente un político en dedicación exclusiva.

Ni cabalgata ni actos religiosos

Por otra parte, Sí se puede Massanassa ha renunciado participar como partido político en la cabalgata de las fiestas municipales por los costes que supone para la población, ya que el ayuntamiento subvenciona los caramelos que cada fuerza política regala a los niños por un importe de 300 euros y el importe del carruaje por 200 euros.

Por otra parte, Sí se puede Massanassa no participará en la procesión ni en la ofrenda de las fiestas municipales, pues creen que la Constitución y el Estado son “aconfesionales, con separación entre estado y religión y los representantes electos deberían mantenerse en posiciones públicas laicas sin defender una u otra religión”.

El concejal de Sí se puede respeta las celebraciones religiosas pero desde su laicismo recuerdan que “la representación que ostentamos emana de la voluntad de los ciudadanos de cualquier creencia religiosa y de la de aquellos que no tienen ninguna. Por eso defendemos que la Corporación Municipal no debe participar como tal en actos de carácter religioso”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here