Sí se puede Massanassa critica que el pleno rechace su propuesta de crear una bolsa de alquiler municipal

El grupo de Sí se puede-Podemos Massanassa ha presentado al pleno del municipio una propuesta para la creación de una bolsa de pisos municipales provenientes de desahucios de los bancos y bloques vacíos de las entidades bancarias, junto con pisos deteriorados de vecinos que fueran reformados por trabajadores de la bolsa de empleo municipal. Ese conjunto de pisos se alquilarían a 300 euros con una aportación del Ayuntamiento de 200 euros para las 50 familias del municipio con mayores problemas de pobreza y exclusión social.

Sí se puede-Podemos felicitó al Ayuntamiento por su adhesión al plan de la Generalitat que aporta 100 euros al mes para alquiler social pero propuso que el Consistorio aportará 100 euros adicionales para las familias beneficiarias de la ayuda autonómica. Su propuesta, sin embargo, no salió adelante. La propuesta fue rechazada con el voto en contra del PP, la abstención de Izquierda Unidad y Compromís y el voto a favor del PSOE.

Desde Sí se puede-Podemos han lamentado perder esta oportunidad para empezar a restablecer la deuda que los políticos de Massanassa tienen con todas las familias del pueblo que en todos los años de la crisis no han recibido ayudas ni apoyos en materia de vivienda y desahucios.

Critica, además, “la desvergüenza del argumento empleado por el PP y Ciudadanos de que ya en Massanassa durante 2014 y 2015 no hay desahucios y que los bancos no ejecutan porque les da mala imagen, cuando los datos del Consejo General del Poder Judicial indican que la Comunidad Valenciana es la tercera en número de desahucios con alrededor de 10.000 durante el año 2015”.

Auditoría energética

Sin embargo, sí se aprobó por unanimidad la moción del grupo Sí se puede-Podemos Massanassa que propuso la realización de una auditoría energética para tratar de reducir el gasto en electricidad del Consistorio y ser más eficientes energéticamente.

Entre los beneficios que aporta este tipo de gestión, destacan los económicos (reducción de la factura de la luz, reducción de los riesgos asociados a las oscilaciones del mercado o una mayor vida de los suministros), los medioambientales (reducción del impacto ambiental, menor emisión de CO2 o el fomento de energías renovables) y los sociales y normativos (cumplimento de la ley, imagen externa del municipio, ampliación y mejora de servicios, etc).

La de gastos en suministros energéticos es la segunda partida más elevada del presupuesto municipal y alcanza los 450.000 euros anuales. Se ha aprobado la realización de la convocatoria abierta para la contratación de una empresa del sector que pueda examinar los diferentes sistemas del alumbrado público y proponer soluciones de ahorro.

La moción de Sí se puede-Podemos Massanassa incluye el diseño de un plan municipal de eficiencia energética en el que se contemple la sensibilización de la población para un uso responsable de la energía, y en el que se recojan incentivos para el uso de tecnologías más eficientes y renovables, tanto para empresas como para particulares.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *