Seguros: los pros y contras de comprarlos online

Hoy en día realizamos un sinfín de tareas desde nuestra pantalla, conectados a internet. Ya sea para buscar información, gestionar o contratar algún nuevo servicio, internet se ha convertido en una herramienta vital. El mundo de los seguros no es una excepción, si deseamos contratar una correduría de seguros muchos de nosotros lo primero que haremos es acercarnos a nuestro ordenador.

seguros-apre

La contratación de un seguro de manera online ofrece grandes ventajas frente a la contratación física aunque, si bien es cierto, también existen algunos contras que tenemos que tener en cuenta.

Una de las ventajas más evidentes es la comodidad. Frente a tener que salir de casa e ir visitando los distintos negocios de aseguradoras, comparando precios y servicios, internet nos ofrece una rápida visión general con las diferencias de precios y prestaciones. Si utilizamos cualquiera de los comparadores que existen en la web, podremos además alcanzar una variedad a la que difícilmente llegaremos paseándonos establecimiento a establecimiento.

Desde nuestra casa podremos realizar todos los pasos y gestiones necesarias para cumplimentar nuestro seguro. Podemos tomar tranquilamente un café mientras sopesamos las ventajas que una u otra alternativa nos ofrece, con una ausencia absoluta de presión nos decantaremos finalmente por el seguro que más se ajuste a nuestras necesidades.

Bien es cierto que esta comodidad y tranquilidad nos priva de un servicio personalizado, donde se nos aconseje que modalidad pueda ser la mejor para nuestro caso. El trato persona a persona sigue teniendo un alto valor para muchos, encontrando en este trato más cercano una confianza y seguridad que no logra alcanza la frialdad de los medios digitales. Sin embargo, un cliente puede ahorrar un considerable dinero si el número de ofertas alcanzadas es mayor. Internet, ofreciéndonos un mundo de posibilidades también nos permite un ajuste casi milimétrico a nuestras necesidades, pagando solo por aquello que necesitamos.

Cada modalidad presenta sus ventajas e inconvenientes, siendo cuestión de gustos o costumbres el que elijamos una u otra. En ambos casos tenemos que tomar especial cuidado con todas las condiciones y servicios cubiertos para nuestro seguro. Independientemente de que modalidad de contratación elijamos tendremos que armarnos con un poco de paciencia para estudiar bien cada oferta.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *