Sedaví se convierte en el primer municipio español en instalar semáforos que sonríen o se enfadan al superar la velocidad máxima

0
33

Sedaví se ha convertido en un municipio español pionero en educación y seguridad vial al instalar cinco educadores viales -semáforos que con las imágenes de unas caras que sonríen si se circula a la velocidad adecuada y se enfadan si se sobrepasa el límite permitido- en las proximidades de colegios y en las entradas de la localidad.
La idea importada de Holanda, aunque fabricada por una empresa española, por el consistorio lleva en práctica unas tres semanas pero ha conseguido captar la atención de conductores y viandantes, según explicó a Hortanoticias el alcalde Rafael Pérez.

El funcionamiento de estos ‘educadores viales’ es muy sencillo. Los semáforos te sonríen si el vehículo circula a una velocidad de 40 kilómetros por hora, pero a partir de esa velocidad las caras virtuales cambian de expresión ya que, según explicó el alcalde, “si pasas de 60, la cara es de mal genio, símbolo del exceso de velocidad”.

De momento los semáforos son tienen función de indicar si el vehículo excede o no la velocidad máxima permitida, no tienen función sancionadora “al menos de momento” y funcionan con luz solar “por lo que son además sostenible”, según explicó el alcalde.

Tras el éxito de la propuesta, el Ayuntamiento estudia, tras un periodo de prueba, instalar nuevos indicadores viales ya que ha quedado claro su utilidad para hacer cumplir las normas de educación vial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here