Se acerca el final del Apartahotel L’Àncora de la Pobla tras más de 30 años construido y sin actividad

0
6723

A escasos metros de la playa parecía una idea exitosa construir, en una parcela calificada de uso terciario en el Plan General, un apartahotel. Así surgió el Apartahotel L’Àncora. Era principios de los años 80 en La Pobla de Farnals, un emplazamiento idílico para el creciente turismo de sol y playa que llegaba a la provincia de Valencia. Nunca terminaron las obras. Hoy, más de 30 años después, el Ayuntamiento quiere poner fin a esta situación: si en tres meses no se presentan propuestas, se realizará su venta forzosa mediante subasta.

Ubicada en la confluencia entre las avenidas Neptuno y del Mar, el edificio, con 120 inmuebles, se presentó como un apartahotel pero lo cierto es que cuenta con más de 80 propietarios. Una situación cuanto menos anómala en un negocio de este tipo donde lo habitual es que una empresa sea la propietaria y gestione los apartamenos como de habitaciones de hotel se trataran.

Para el alcalde de la localidad, Enric Palanca, este hecho, no solo evidencia que se intentó hacer un “uso fraudulento” del uso terciario de la parcela, sino que supuso la imposibilidad de llegar a acuerdos para poder terminar las obras cuando se plantearon los primeros problemas.

La sociedad que inició la obra se extinguió definitivamente por falta de acuerdo y el edificio quedó cerrado. A principios de la década del 2000, la licencia ya llevaba tiempo caducada y tras instar a los propietarios a concluir la obra y ponerlo en funcionamiento sin resultado, el Ayuntamiento inscribió la parcela en el registro de solares de propiedad municipal. Se declaró el edificio en ruina y se dictaminó que atentaba contra el ornato y la salubridad.

El actual equipo de Gobierno ha retomado los trámites para saldar una deuda contraída hace más de tres décadas. Se ha abierto un plazo de tres meses para que empresas interesadas presenten un programa de actuación aislada con un proyecto para darle a esas instalaciones un uso terciario y ponerlas en funcionamiento.

Si en estos tres meses no se presenta ningún proyecto, se procederá a la venta forzosa mediante subasta. Los ingresos de esta operación se repartirán al 50% entre el Ayuntamiento y los propietarios. Según ha explicado el alcalde, se va a proceder con toda la cautela necesaria para preservar los intereses y derechos de los propietarios lo que podría suponer la modificación de algún plazo o término en esta nueva fase administrativa.

Palanca ha confirmado que algunas empresas han mostrado su interés en adquirir y gestionar el edificio pero ha reconocido que esperan que pasen los tres meses sin recibir ofertas porque a las empresas les interesan más las condiciones de la subasta pública.

Sin haber tasado oficialmente el edificio y el solar, el alcalde habla de un posible precio de salida en la subasta de entre 1 y 2 millones de euros que es el valor estimado por algunos de los interesados en quedarse con el fallido Apartahotel L’Àncora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here