Se abre el proceso de alegaciones al convenio IKEA al someterse a información pública

0
52

Tras su aprobación por el pleno, los convenios de gestión y planeamiento que firmará el Consistorio con IKEA se acaban de someter a información pública, tal como anuncia el Diario Oficial de la Comunidad Valenciana.
Durante un mes, el expediente estará disponible en la Sección de Planeamiento Urbanístico del Ayuntamiento, para que se pueda consultar y presentar las alegaciones correspondientes, como anunció el Ayuntamiento de Godella y los vecinos de Burjassot.

El pasado 9 de noviembre, el Pleno del Ayuntamiento de Paterna aprobó en sesión extraordinaria el sometimiento a información pública de estos convenios, que tiene previsto firmar con la multinacional Ikea para su implantación en el municipio. Sin embargo, las dudas de la oposición suscitadas por una negociación, a su juicio, “poco transparente”, dejó solo al equipo de Gobierno en este primer trámite administrativo al abstenerse en la votación.

Con los votos favorables del PP, el montaje del gigante sueco en Paterna da una vuelta de tuerca más, aunque no definitiva, ya que todavía quedan muchas piezas por encajar. De hecho, hasta esta aprobación, Paterna se encontraba en el mismo punto que cuando el proyecto dio marcha atrás en el Alfafar, aunque el interés de la multinacional es lograr su implantación definitiva en el municipio y abrir su primera tienda valenciana en 2012.

Un proceso ‘opaco’

Ni PSPV ni Compromís mostraron un firme rechazo al proyecto, más bien, alegaron una falta de información por parte del equipo de Gobierno y muchos flecos sueltos en los convenios que el Pleno aprobó. Desde quiénes son los propietarios de los terrenos donde se va a ubicar la multinacional hasta cómo se van a garantizar los 1.600 puestos de trabajo para los paterneros, las dudas de los grupos de la oposición evidenciaron sus inquietudes respecto al impacto que Ikea tendrá en Paterna.

La portavoz de Compromís, Loles Ripoll, insistió en que el proyecto generará también molestias en referencia a su impacto ambiental, al aumento del tráfico rodado y al problema de los accesos a la zona. Para Ripoll, el emplazamiento “no está justificado” porque va a suponer modificar el Plan de Infraestructuras municipal aprobado en septiembre.

El PSPV, por su parte, coincidió con sus compañeros de bancada en la ausencia de participación en el proceso de negociación y su portavoz, Sonia Borruey, reconoció sentirse como “invitados de piedra” en todo el proceso. De hecho, ambas formaciones insistieron en reprobar la actitud del equipo de Gobierno que, amparado por su mayoría absoluta, “parece que no le importe lo que votemos en este asunto”, según declaró Ripoll.

Esto es sólo el principio

Tras mostrar su desacuerdo respecto al argumento de que no se ha informado a la oposición, el concejal de Urbanismo, Ignacio Gabarda, respondió a todas las cuestiones planteadas aludiendo, por ejemplo, que “para mantener la imparcialidad en el proceso”, ha preferido no saber quiénes son los propietarios de los terrenos. Respecto a las alegaciones que presentarán el Ayuntamiento de Godella y una asociación de vecinos de Burjassot, pueblos vecinos, Gabarda quitó hierro al asunto explicando que “es lo que deben de hacer” porque “entre todos hay que buscar la mejor solución a los accesos”.

Desde el equipo de Gobierno insistieron en que ahora se abre el proceso de participación pública con la exposición de ambos convenios durante un mes en el que se podrán presentar todo tipo de alegaciones que se estudiarán y podrán incorporar al acuerdo para mejorarlo y minimizar, según explicó el alcalde, Lorenzo Agustí, los efectos negativos inducidos que puede tener el desembarco de Ikea en Paterna.

De hecho, el primer edil tomó la palabra y recordó que el equipo de Gobierno quiere el mayor consenso posible sobre este asunto para lo cual ha reiterado su intención de realizar una encuesta entre la ciudadanía antes de que acabe el año y acatar, como hizo en la de los festejos taurinos, lo que decida la mayoría de la población.

34 millones para la urbanización

La actuación supondrá una inversión de 34 millones de euros a cargo de Ikea, con los que se sufragarán los costes de urbanización de una zona comercial de 219.745 m2 en una parcela de suelo enclavada junto a la Pista de Ademuz, en el entorno de Heron City.

Del total de esta superficie, 20.000 m2 de suelo (40.000 m2 aprovechables) corresponderán a la denominada Ciudad del Hábitat, que permitirá la implantación de empresas valencianas del mueble que podrán aprovechar el atractivo que tendrá este centro comercial. © Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here