Sanitarios del Hospital de Manises viajarán a Nepal para poner en marcha un quirófano en una región sin recursos

0
82

El Hospital de Manises ha donado material quirúrgico por valor de 6.300 euros para poner en marcha el quirófano del Hospital de Humla, situado a los pies del Himalaya, en Nepal. Un grupo de sanitarios viajarán a la zona en septiembre para poner en marcha el quirófano del único hospital de la región.
El objetivo de esta donación es crear un área quirúrgica en la clínica de Humla que carecía de quirófano, para que pueda desarrollarse una cirugía básica y de urgencia.

El Hospital de Manises ha colaborado a este proyecto a través de la implicación de algunos de los sanitarios que colaboran con una ONG que trabaja en la zona. De hecho, un médico y dos enfermeras del Hospital de Manises viajarán en septiembre para la puesta en marcha del quirófano.

“Intentaremos formar al personal local y crear los contactos institucionales necesarios para que, al menos unos meses al año, se pueda desarrollar esta actividad en colaboración con cirujanos y enfermeras del propio país”, ha explicado el doctor José María Ferrando, impulsor del proyecto y médico de Manises que viajará a Humla.

Ferrando ha calificado el proyecto solidario como “muy interesante” y ha explicado que “durante todo el mes de septiembre realizaremos una toma de contacto focalizada tanto en el ámbito quirúrgico como en establecer los canales adecuados de cooperación para un futuro próximo”.

“Primero hemos intentado organizar la mínima infraestructura y logística para poder habilitar el quirófano. En este sentido hay que enmarcar la donación del Hospital de Manises fundamental para poner en marcha el quirófano. El próximo mes llegará el momento de realizar el trabajo de campo”, ha concluido el doctor.

Este proyecto, en el que doctor Ferrando y las enfermeras Soriano y Castells del Hospital Manises han colaborado durante el último año, nació de la ONG americana CITTA, que en 2004 comenzó la construcción y la dotación de material del hospital nepalí.

Esta clínica asiática, que atiende principalmente a campesinos y a población activa joven, está situada en una región en donde viven 75.000 personas en diferentes pueblos y aldeas. Su mayor problema es el difícil acceso a la región, por lo que la población queda aislada y sin servicios médicos durante largas temporadas. La única forma de llegar a la zona es por vía aérea durante 5 meses al año. © / Hortanoticias


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here