Sale a la venta con 90.000 ejemplares la novela finalista de los Planeta, de la picanyera Carmen Amoraga

0
67

‘El tiempo mientras tanto’centrada en la relación de María José, que sufre un accidente y queda en coma, y su madre, con la que nunca se ha llevado bien. Su historia la cuentan sus amigos y familiares, cada uno en un capítulo, como en un puzzle que ayuda a reconstruir su mapa vital.
Nacida en Picanya en 1969, Amoraga se licenció en Ciencias de la Información por el CEU San Pablo de Moncada y trabajó como periodista en el diario Levante. En 1997, obtuvo el II Premio Ateneo Joven con su primera novela, “Para que nada se pierda”.

Su segunda novela, “Todas las caricias”, mantuvo la mirada positiva de la crítica, y en 2007, la autora valenciana fue finalista del Premio Nadal con la novela “Algo tan parecido al amor”, el relato de diferentes tipos de amor centrado en la vida de tres amigas, un reconocimiento con el que ella misma confesó que había empezado a tomarse definitivamente “en serio” su carrera literaria.

Amoraga, que también obtuvo el premio de la Crítica Valenciana con “Para que nada se pierda”, reconoce que el “realismo mágico” de sus primeras novelas fue evolucionando hacia un estilo “más directo y ágil”, hacia una forma de escribir “más realista y positiva”, en la que se reconoce la impronta de sus colaboraciones periodísticas.

Pese a que los temas con los que confecciona sus tramas suelen circunscribirse al universo de la mujer, se muestra reacia a catalogar su obra dentro de una supuesta “literatura femenina”, una etiqueta que sería “simplificar” tanto como decir que “los autores rubios escriben literatura de rubios”.

Tras el nacimiento de su primera hija, Carmen, escribió “Todo lo que no te contarán sobre la maternidad”, un libro, a modo de guía, que además incluye su experiencia personal y entrevistas a diversas personalidades sobre sus experiencias personales, así como “Palabras más, palabras menos”, una recopilación de sus artículos en prensa, y ahora llega a las estanterías ‘El tiempo mientras tanto’, con la que ha conseguido ser finalista del Premio Planeta 2010, que ha recaído en ‘Riña de gatos. Madrid 1936’, de Eduardo Mendoza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here