Rus se compromete a construir la rotonda demandada en la inauguración del Pont Blau construido en apenas 18 meses

0
46

Los empresarios y trabajadores del polígono Mas del Jutge de Torrent ya pueden utilizar el conocido como Pont Blau, una infraestructura que permite el acceso a la zona industrial desde el Camí Reial y evita a sus usuarios tener que pasar por el casco urbano. La alcaldesa, María José Catalá, y el presidente de la Diputación, Alfonso Rus, han inaugurado el puente suspendido que se ha construido en un “tiempo récord” de 18 meses. En la inauguración, Català arrancó a Rus el compromiso de realizar la rotonda que completará el proyecto.
La infraestructura, una de las promesas electorales con las que el PP concurrió a las elecciones municipales de 2007, tiene una longitud de 530 metros por veinte de anchura, que se dividen en dos carriles de y un carril bici, además de aceras en ambos lados.

Tras 18 meses de trabajo y más de 3, 5 millones de euros de inversión, el puente, que se vio amenazado hace unos meses por la crisis económica, ya puede ser transitado por los usuarios. Está previsto que su apertura evite el tránsito de 16.000 vehículos, muchos de ellos de gran tonelaje, por el caso urbano.

Català ha manifestado que el Pont Blau “significa un avance muy importante en las comunicaciones de Torrent y, unido a la ronda de Safranar, inaugurada en mayo, suponen un activo vital para mejorar el tráfico en la ciudad”. Además, ha añadido que estas infraestructuras eran “reclamaciones históricas” que “debían haber estado acabadas hace décadas”.

En ese sentido, el Ayuntamiento ha asegurado que los vecinos e industriales de la zona no han cesado en la última década en sus peticiones para lograr la construcción de este puente. Así se pone fin al tráfico generado en horario laboral a lo largo de la calle Camí Reial, la avenida y el barranco de Torrent, únicos accesos del polígono industrial hasta el momento.

Diseño vanguardista

El viaducto tiene un diseño que pretende reflejar la modernidad de las construcciones que han tenido lugar en los últimos años en la ciudad de Valencia. La infraestructura está suspendida en el aire y cuenta con dos carriles perfectamente dotados con dos arcenes, además de un carril bici y otro para viandantes. El arco del puente se eleva por varas de color azul que dan forma de peineta y explican la denominación del mismo, Pont Blau.

A pesar de que la obra se paralizó por la crisis económica hace meses, la construcción salió adelante y tanto trabajadores como empresarios del polígono pueden disfrutar ya de la esperada infraestructura, al igual que el resto de ciudadanos que elijan este acceso como alternativa al tráfico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here