Ricardo Caballer pide más rigor a las administraciones públicas en la contratación de espectáculos pirotécnicos

0
86

La empresa Ricardo Caballer (Ricasa) denunció la falta de control de los ayuntamientos y otras instituciones públicas en los espectáculos pirotécnicos organizados en sus poblaciones con motivo de sus fiestas u otro tipo de eventos, según han afirmado los mentores de la empresa de Godella.

Los responsables de Ricasa recuerdan que “es la administración quien debe velar por el cumplimiento de la normativa y revisar los montajes. Todos queremos el bien para todos y lamentamos las malas situaciones pero debemos pensar, administraciones y empresarios, en el público, en la calidad del espectáculo y en la seguridad. Si la administración no sigue estos criterios obliga, indirectamente, a que otras empresas hagan lo mismo porque, de lo contrario, se quedan fuera del juego establecido”.

Fuegos artificiales de Ricasa en los pasados Juegos Panamericanos.
Fuegos artificiales de Ricasa en los pasados Juegos Panamericanos.

En opinión de Ricasa “las instituciones que promueven los festejos pirotécnicos mediante concurso sólo tienen en cuenta en sus baremos las unidades de carcasas, los kilos y el precio a la baja. En pocos sitios miran la trayectoria profesional de las empresas y si son fabricantes nacionales, que son quienes generan puesto de trabajo”.

“Esto ha originado que, en algunas poblaciones, sólo disparen quienes conocen que la administración no controla los kilos y las carcasas. Ellos en la documentación hinchan las cifras, con lo cual quienes acuden a los concursos declarando la verdad no les adjudican nada. En estos casos no se gana ni en calidad ni en seguridad”, según comentó Ricardo Caballer.

Un ejemplo de esto es lo que ha ocurrido a la empresa de Godella en la licitación de la Feria de Julio de Valencia. “Como fabricantes e importadores directos presentamos un proyecto a precio de coste, según la cantidad de salida de la licitación que fijó el Ayuntamiento de Valencia. Nuestra sorpresa fue grande cuando, después de décadas de participar, quedábamos descartados en la primera ocasión que el consistorio lo ha sacado a concurso. El motivo fue el peso y las unidades que presentamos”, según Caballer.

A Ricasa le resulta “incomprensible que haya empresas que consiguieran en la puntuación 100 de 100 puntos cuando nosotros fabricando e importando directamente conseguimos 23 de 100. Presentamos un buen proyecto para disparar en nuestra tierra, en la Marina Real Juan Carlos I, pero se tiene más en cuenta la cantidad que se pone en la documentación que la trayectoria y calidad de una empresa como Ricasa, que no engaña al público. Ni tampoco se tienen en cuenta los resultados recientes, como la Nit del Foc. O sea se quiere un plato con mucho arroz aunque no sea de calidad o como también dicen otros. Las casas sin hierro ni cemento se caen y los fuegos sin calidad desaparecerán y las empresas tendremos que cerrar”.

Ricasa recuerda que, en estos momentos, es la empresa puntera en España en pirotecnia, con 71 empleados, con un gran porcentaje de exportación e importación y  con todos los productos fabricados en las instalaciones de Olocau pero “si esto continuase nos veríamos obligados a no presentarnos en algunas licitaciones hasta que esto se solucione”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here