Quantcast

Resignación, estación final de la C-3

san isidro estación c-3

A causa de las obras iniciadas en 2008 para construir las vías del tren de alta velocidad que unirían la Comunitat Valenciana con Madrid, se suprimió la parada de Valencia-Nord para la línea C-3 que da servicio a localidades como Aldaia, Buñol y Camporrobles, entre otros. Desde ese momento, los usuarios de esta línea para salir de Valencia o llegar a ella desde sus pueblos tenían que trasladarse hasta la parada de San Isidro. Una situación que, en diciembre de 2010, con la finalización de las obras de acceso del AVE, iba a cambiar con la restitución de dicha línea hasta la Estación del Norte, pero no fue así y seis años después sigue igual.

Entre los viajeros de esta línea, se dan opiniones distintas. Silvia Navarro, vecina de Alaquàs, cuenta que lleva ya 22 años viajando con la C-3 y, para ella, este periodo ha sido “bastante malo”. “Lo he notado bastante”, comenta, “porque es a diario, y yo trabajo en el centro y entonces venir en coche es imposible. Es imposible aparcar y supone más gasto”. Para otros, sin embargo, como Sergio Ruiz, de Aldaia, o Elia Pardo, de Buñol, no supone un trastorno especial, ya que están “acostumbrados”, afirman ambos.

En 2015, el Congreso de los Diputados tuvo que debatir sobre la situación de la línea de Cercanías de Renfe C-3 a raíz de la Proposición No de Ley presentada por dos diputados socialistas, Talía Roselló y Josep Santamaría, que reclamaron mejoras en este servicio, necesario para más de 250.000 personas. Dicho debate fue la consecuencia del acuerdo que los alcaldes de las doce localidades afectadas por las deficiencias en la línea alcanzaron y suscribieron en la llamada Declaración de Xirivella para conseguir mejoras en el transporte ferroviario.

Entre las exigencias estaba la implantación de un sistema de tarifas único, la electrificación de la línea C-3, el incremento de la frecuencia de paso, la adecuación y mejora de la accesibilidad en todas las estaciones y la llegada inmediata a la Estación del Norte. Y es que, además del transbordo con el metro, muchos viajeros se quejan de que los billetes cubren solo el viaje hasta Colón, Bailén y Plaza de España, y no cuando bajan en paradas previas o posteriores. Rosa Navarro, vecina de Aldaia y usuaria habitual de la línea durante 35 años, explica lo que le ha ocurrido en diversos viajes: “el billete, al meter el cartón, muchas veces o se atascaba o no te abría, y lo primero que nos decían en Renfe era que ellos no podían hacer nada, que eso pertenecía al Metro, y hemos tenido unos dilemas impresionantes con ese tema”.

san isidro estación c-3 (1)

El año pasado, se presentó un proyecto que implicaría que los trenes de la C-3 volvieran a entrar en la Estación del Norte, pero con un trayecto más largo ya definitivo que no satisface a muchos de los viajeros preguntados. Un trayecto que supondría una desviación a la Fuente de San Luis con un retraso de unos diez minutos respecto a la anterior idea de vía directa.

Aun así, los mandatarios que respaldan la declaración consideraron que la línea se había quedado atrofiada en el tiempo, ya que la conexión de la C-3 con la Estación del Norte se cortó en el año 2008 a la altura de San Isidro con todos los inconvenientes que supuso como un mayor tiempo de duración del viaje, transbordos e incomodidades. Salvador Calatayud, vecino de Aldaia, una de las poblaciones más afectadas, cuenta sus problemas con la línea: “los horarios tan complicados no los puedes aprovechar para nada. A mediodía nos toca correr a un grupo de diez o doce personas”.

Asimismo, a Óscar Torres, que va a Valencia desde Cheste todos los días por cuestiones laborales desde hace cuatro años, le ha supuesto un inconveniente tanto para él como para su entorno: “es perder tiempo, que pierdas el metro, o que pase más tarde, y llegar tarde al trabajo. Y hay mucha gente que no está viniendo a Valencia por no hacer el trasbordo. Gente mayor porque no sabe cómo hacer el trasbordo, que no se aclaran, y prefieren no venir a Valencia”. Algo en lo que coincide Milagros Valero: “ha dejado mucha gente de venir con Renfe por ese problema de que no llega el tren hasta la estación. Yo he oído a muchas mujeres de allí mismo donde yo vivo, que por no llegar el tren a la estación no lo cogen”.

El año pasado, los alcaldes estaban pendientes del 14 de diciembre para la actuación del Ministerio de Fomento, pero el 17 de noviembre el secretario del Estado de Infraestructuras, Julio Gómez, anunció un nuevo retraso para la llegada de los trenes de cercanías de la línea C-3 a la estación del Norte de Valencia hasta entrado el 2016. Por ello, se convocó una reunión entre los alcaldes en la que mostraron su malestar y aseguraron que si no les recibían en el Ministerio se desplazarían a Madrid sin cita para obtener una respuesta y un compromiso.

Meses más tarde, los alcaldes seguían sin una fecha concreta y convocaron una manifestación en Madrid que fue suspendida tras recibir una llamada del Ministerio de Fomento para reunirse ese día con el secretario general de Infraestructuras. Ahora, la última reunión con el actual secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Manuel Niño, ha concluido de nuevo con un compromiso: que la línea C-3 llegue a la Estación del Norte el próximo mes de junio.

Un artículo de Fátima Cremades y Cynthia Orero para Hortanoticias


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *