Rafelbunyol ultima el dispositivo de seguridad para la noche de disfraces en la que se esperan 40.000 personas

0
59

El Ayuntamiento de Rafelbunyol, a través de su Policía Local, ha preparado el plan de acción para velar por la seguridad de todos los vecinos y visitantes durante las fiestas locales, respaldado por el éxito de los dispositivos de años anteriores. Un año más, la prueba de fuego es el acto más multitudinario, la tradicional y conocida noche de disfraces el 7 de septiembre en la que se espera la visita de 40.000 personas.
Esa noche, la población del municipio se cuadriplica, y el objetivo prioritario del Ayuntamiento de Rafelbunyol pasa a ser el garantizar la seguridad de los participantes.

Por ello, un año más, se ha puesto en marcha un gran despliegue de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que, coordinados con la Policía Local de Rafelbunyol, permitirán a los asistentes disfrutar de la fiesta con tranquilidad.

En cuanto al personal, se repetirá el dispositivo del año pasado que fue “todo un éxito operativo”, según fuentes municipales. Así, en torno a 60 agentes entre Policía Local de Rafelbunyol y agentes de Policía Local comisionados, más vigilantes de seguridad y miembros de Protección Civil, junto a la presencia de distintas unidades de la Guardia Civil, trabajarán esa noche para velar por el bienestar de los ciudadanos.

El dispositivo de seguridad incluye, como en años anteriores, la prohibición de acceder al municipio con envases de vidrio, botellas, vasos y similares “para evitar posibles daños y lesiones”.

Este año además, para comodidad de los asistentes a la fiesta, se han establecido cinco puntos de encuentro en zonas clave de la localidad para facilitar el encuentro de grupos de amigos y evitar que nadie se extravíe. Se trata de la gasolinera Repsol, la Casa de la Cultura, el Centro Social, la máquina de tren de la Estación de Metro y la rotonda de La Farola (situada en la entrada a la localidad por la A-7).

También se dispondrán dos postas sanitarias, una posta medicalizada con ambulancias y una para curas.

El servicio de metro será constante durante toda la noche. Está previsto que la frecuencia de paso sea de unos 30 minutos aproximados a partir de las 3.00 horas.

La gran afluencia de público a este acto festivo, hace que el control de los accesos sea una parte fundamental de este operativo. Por ello, se establecerán controles en las entradas naturales del municipio (por Massamagrell, Náquera y la Pobla de Farnals) así como en la estación de metro.

Asimismo, y para evitar daños en los vehículos, queda prohibido el estacionamiento en la vía pública desde las 18.00 horas del día 7 de septiembre a las 09.00 horas del día 8 de septiembre en las calles cortadas a la circulación excepto en las zonas de estacionamiento habilitadas al efecto.

El tráfico al centro de la localidad será cortado a las 20.00 horas del viernes 7, excepto para los vecinos que dispondrán hasta las 21.00 horas para acceder a sus domicilios.

Toda la información respecto a la localización de los retenes de policías, las postas sanitarias, puntos de encuentro, vías de acceso abiertas y zonas de aparcamiento, podrán consultarse y descargarse en un plano a disposición de los interesados en la página web municipal y el Facebook del Ayuntamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here