Rafa Solaz entrevista con motivo del I Aplec de Dolçainers i tabaleters de Tavernes Blanques a uno de los útimos luthiers valencianos

0
152

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dentro de la celebración del I Aplec de Dolçainers i tabaleters de Tavernes Blanques, que tendrá lugar entre los días del 3 al 9 de octubre, destaca la exposición de dolçaines fabricadas por uno de los últimos luthiers, el artesano Vicente Atanasio Aliaga, que representa a toda una tradición de torneros valencianos.

Con motivo de este aplec i de esta exposición, Rafa Solaz entrevista para Hortanoticias a uno de los últimos luthiers valencianos. Se conocen desde hace ya muchos años, cuando formában parte del desaparecido Grup de dolçainers L’Estai del Barrio de Torrefiel de València.

Nos recibe, sentado junto a sus dolçaines, en una exposición que destila música tradicional, la nuestra. De eterna sonrisa nos cuenta la trayectoria familiar siempre pegada a un torno.

 -Pregunta: ¿A cuándo se remonta el oficio de tornero en tu familia?

– Respuesta: En 1917 mi abuelo abrió el taller de tornería. Luego siguió mi padre y después mi hermano Rafael y yo.

 – P: ¿Desde cuándo la dedicación a les dolçaines?

-R: Mi abuelo ya las fabricaba de forma esporádica y nosotros seguimos con la tradición, pero sin dedicarnos exclusivamente. En este sentido mi padre fue fundamental. Existe una composición musical en su recuerdo titulada La Peanya, con arreglos del compositor y amigo Toni de la Asunción.

– P: ¿Da para vivir? ¿Tú crees que esta clase de artesanía debería recibir alguna ayuda oficial?

– R: Para vivir no. Es una elaboración muy artesanal y por lo tanto no está bien pagada para el trabajo que tiene. Además, ahora hay una competencia con los fabricantes que hacen como churros dolçaines de plástico. Y de ayudas oficiales nada de nada. Una pena.

 – P: ¿Qué maderas son las más empleadas en dolçaines?

-R:  El Palo Violeta, Cocobolo y granadillo, ésta última la mejor, pero es una madera protegida y cada vez más limitado su uso. También las he fabricado de olivo y de otras maderas tropicales.

– P: ¿Además de dolçaines fabricas otras piezas de artesanía popular?

-R: Las baquetas de percusión y las dolçainas y tabals en miniatura, pero las he dejado de fabricar, no vale la pena.

– P: Sabemos que en la Fira de Luthiers de Campedro y Boltaña (Huesca) tus dolçaines tuvieron gran repercusión ¿Tu trabajo es reconocido fuera de los límites valencianos?

-R: Son dos puntos en los que han apreciado mi trabajo. Incluso me propusieron montar un taller, subvencionado, para que diera clases del oficio.

– P: ¿La música tradicional, una asignatura obligada en nuestras escuelas?

-R: Sí, creo que se ha aprobado recientemente, es un paso, aunque de momento nadie se ha puesto en contacto conmigo.

Vicente Atanasio Aliaga, “Ata” para los amigos. Hoy forma parte del Grup de Dolçaines A la propera, de Tavernes Blanques. Vestigio de una institución en el oficio de la tornería. Al despedirnos escuchamos la melodía de una marcha mora que suena junto a la exposición. Vale la pena acercarse, hablar con él y disfrutar este I Aplec de Dolçainers i Tabaleters. Hasta el 9 de octubre estará junto a sus dolçaines que son su pasión y su vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here