Puntos de encuentro señalizados para que los alumnos vayan juntos y andando a sus colegios en Puçol

0
1031

El miércoles 17 de mayo, el Ayuntamiento de Puçol instaló 15 puntos de encuentro para que los alumnos de 5º y 6º de Primaria de los colegios Luis Vives y Jaime I se reúnan y acudan juntos a clase. Es el colofón a la primera fase de un proyecto que aspira a cambiar la forma de acudir al colegio de los niños y “a devolver las calles a los vecinos, algo para lo que se necesita la colaboración de todos”.

“Habíamos estudiado colocar una placa, pero este diseño, con un lápiz gigante, resulta mucho más visible y, sobre todo, más atractivo para los alumnos”, explica el concejal de Movilidad Sostenible, Juanjo Manzaneque, mientras recorre algunos de estos lápices. “Con esta instalación los alumnos que han trabajado a lo largo del curso para que los caminos escolares sean una realidad ya ven recompensada su dedicación y ya pueden comenzar a utilizarlos”.

Los caminos escolares han sido uno de los proyectos estrella de este curso, tanto para la Concejalía de Movilidad Sostenible como para la de Educación. Los alumnos han realizado encuestas, han recorrido distintos trayectos por grupos, marcando las barreras arquitectónicas, detectando las carencias de pasos de cebra, proponiendo itinerarios alternativos…

Pero también los padres han acudido a reuniones de trabajo, charlas, tertulias informativas, incluso a la jornada de puertas abiertas en la que la avenida Alfinach, frente a los colegios públicos Luis Vives y Jaime I, fue literalmente tomada por los alumnos para hacerla suya con una gran fiesta.

Una fiesta a la que no faltaron los alumnos del proyecto El Vallet, quienes han construido los lápices gigantes que marcan los puntos de encuentro de estos nuevos caminos seguros para acudir a ambos colegios. Y tampoco faltaron los padres, el Aula de la Bici y AVSA, la empresa que se ocupa del servicio municipal de autobús y que también se ha sumado a este proyecto subvencionado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del IVACE (Instituto Valenciano de la Competitividad Empresarial).

“El primer objetivo era que los alumnos de 5º y 6º de Primaria ya puedan comenzar este curso a recorrer los caminos escolares”, apunta Mery Cortell, la concejal de Educación. “Pero el proyecto a largo plazo es mucho más ambicioso, porque vamos a recoger las sugerencias de los participantes cada curso para ir mejorando los caminos y queremos conseguir un cambio cultural, de mentalidad, donde acudir en coche a la puerta del cole sea una imagen del pasado y los alumnos acudan solos, juntos, en grupos, por itinerarios seguros, fortaleciendo el uso de las calles para los vecinos, no para los coches”.

De momento ya son dos colegios públicos los que participan del proyecto, aunque desde el Ayuntamiento ya estudian ampliar los caminos escolares con un tercer colegio, el Obispo Hervás, situado justo en el extremo opuesto del casco urbano.

Padres, alumnos, profesores y Ayuntamiento piden apoyo al proyecto, respeto por parte de los conductores, protección para los puntos de encuentro y, en general, que se dé una oportunidad a esta nueva forma de acudir a clase”, expresan desde el Consistorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here