Puerto Mediterráneo se viste de verde para encajar en el proyecto de futuro de Paterna

1
699

Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Es lo que han debido pensar los promotores de Puerto Mediterráneo, llamado a convertirse en el mayor centro comercial y de ocio de Europa y que quieren construir en el término municipal de Paterna. Pero las reticencias, sobre todo, de Compromís, y los argumentos sobre el impacto medioambiental frustraron sus planes o, al menos, los retrasaron pues están modificando su propuesta para que encaje en el proyecto de futuro que Compromís y PSPV quieren para Paterna y, por ello, han incorporado una gran cubierta verde de más de 200.000 metros cuadrados.

Como ellos mismos reconocen, se trata de una respuesta al interés de las Administraciones Públicas por incorporar al proyecto de Puerto Mediterráneo aspectos de protección medioambiental y cohesión social, en línea con las prioridades del Plan Actúa de la ciudad de Paterna.

Así, los promotores de dicho centro están trabajando en el diseño de un nuevo concepto paisajístico que lo convertirá en referente europeo: la creación de una cubierta verde cercana a los 200.000 m2 de superficie que envolverá todo el proyecto y que la convertirá en la más grande de Europa. 

El 50 % de esta superficie verde será accesible para los visitantes y dispondrá de áreas de ocio y descanso, huertos, jardines, caminos de running, zonas deportivas y parques infantiles. Por sus dimensiones, esta actuación supone que todo el techo de Puerto Mediterráneo estará ajardinado, a excepción de los lucernarios, elementos arquitectónicos singulares y zonas de mantenimiento.

La estrategia de paisajismo en la cubierta verde busca reducir el efecto de “isla de calor” urbano que se ha experimentado debido al cambio climático en las últimas décadas. Asimismo, contribuirá a reducir las emisiones de CO2, llegando a alcanzar una cifra de absorción de 1.000 toneladas de CO2 al año.

Para el diseño de esta cubierta verde se está estudiando la plantación de vegetación resistente a la sequía, de alta capacidad de absorción de CO2 y de muy bajos requerimientos hídricos que serán cubiertos con agua reciclada.

“Ejemplo de los estudios técnicos en torno al paisajismo de las cubiertas verdes son los que se están realizando para la selección de especies de alta fijación del CO2 en plantas con metabolismo fotosintético C4 (metabolismo fotosintético del ácido dicarboxílico) y CAM (metabolismo ácido de Crasuláceas, Crassulacean Acid Metabolism). La combinación de ambas permitiría una alta fijación de CO2 tanto durante el día como durante la noche”, explican los promotores.

En esta gran cubierta verde, los espacios se plantean como oportunidad de contribuir a la biodiversidad. Se están estudiando medidas como el uso de especies de la flora local y, especialmente, aquellos elementos que atraigan a la fauna (aves, ardillas, pequeños reptiles, mariposas), así como la instalación de cajas nido y colmenas, que contribuirán a la conservación de la biodiversidad.

En definitiva, la incorporación de una cubierta verde al proyecto se plantea como solución óptima de sostenibilidad aplicada a la nueva construcción ya que contribuye a la mejora del balance energético, mitiga el efecto isla de calor, aporta a la lucha contra el cambio climático y al incremento de las áreas verdes del municipio.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here