Puçol gasta 215.000 euros de las arcas municipales para mantener y acometer obras de mejora en los 5 colegios locales

0
31

El 19 y 20 de septiembre, la alcaldesa Merche Sanchis y la concejal de educación Rosa Portalés visitaron los cuatro colegios públicos y el concertado de Puçol. Los objetivos eran comprobar si las obras de mantenimiento realizadas durante el verano estaban acabadas y recibir de primera mano las peticiones para el nuevo curso.
A nivel educativo, la Generalitat es la responsable de crear las infraestructuras de los colegios públicos y también de diseñar la política educativa, mientras que el Ayuntamiento de Puçol es el encargado de realizar las tareas de mantenimiento para que se pueda funcionar en el día a día.

Con este criterio, los técnicos y la brigada municipal de obras y servicios trabajan a lo largo del año realizando trabajos de electricidad, fontanería, albañilería y jardinería en el interior de los centros educativos, pero es en verano, cuando no hay alumnos, la época en que se pueden acometer proyectos más ambiciosos de cara a mantenerlos en buen estado.

Este verano la brigada de obras ha realizado actuaciones en el tejado de La Milotxa, las tuberías de agua en Obispo Hervás, la pintura de aulas y patio en Jaime I y también tareas de pintura en distintos edificios de Luis Vives.

Junto a estas tareas básicas, muchas otras pequeñas mejoras y reformas que han supuesto tener a lo largo de todo el verano dos operarios de la brigada municipal trabajando en cada colegio: en definitiva, ocho personas dedicadas a todo tipo de actuaciones necesarias, aunque a veces pasen desapercibidas.

No obstante, la aportación municipal a la educación pública va mucho más allá, porque también el ayuntamiento se hace cargo del coste del conserje en cada colegio: en 2011, entre salarios y seguridad social, los cuatro conserjes costaron 105.000 euros a las arcas municipales. Cantidad a la que hay que sumar los 14.500 € en material para obras entre enero y junio, los 5.000 € invertidos en verano y el servicio de limpieza, que este año ya ha costado 70.000 euros entre enero y agosto.

En definitiva, si se mantiene el ritmo de gastos en materiales y en limpieza hasta final de año, y contando con la reducción en el capítulo de salarios de conserjes ―debido a la eliminación de la paga extra de Navidad―, en 2012 el Ayuntamiento de Puçol invertirá en torno a 215.000 euros en los colegios públicos de la población.

Las visitas comenzaron el miércoles 19 con el colegio La Milotxa. Tras inspeccionar el patio recién pintado, las aulas, el comedor y las dependencias administrativas, la alcaldesa y la concejal se detuvieron en uno de los problemas pendientes de solucionar: los servicios para los alumnos.

La visita al colegio Obispo Hervás coincidió con el recreo. Algunos profesores almorzaban en ese momento en la sala, casi todos a base de frutas, uva, café, incluso algún medio
bocadillo… eso sí, vegetal y con pan integral. Todos muy sanos y tranquilos, aunque quizá la clave de esa tranquilidad esté en las explicaciones de la directora.

Más rápida fue la última visita del miércoles, dedicada al colegio concertado Virgen al Pie de la Cruz. Su propia condición de concertado impide que en el interior del recinto se puedan realizar obras de mantenimiento, ya que estas corresponden exclusivamente a la Conselleria y al propio centro.

El jueves comenzaron las visitas con el colegio Jaime I, el único que tiene al 100% de alumnos en el AMPA (Asociación de Madres y Padres de Alumnos) y que ha conseguido poner en marcha un banco de libros hace ya varios años, lo que permite que las familias con menos poder adquisitivo puedan acceder a todos los libros del curso a un coste mucho menor e incluso pagando a plazos sin intereses.

Las quejas por las actuaciones de la Conselleria de Educación se repiten en el colegio Luis Vives, donde su directora solicita información sobre las ayudas municipales, como las becas de libros y material escolar, ante la drástica reducción del presupuesto dedicado a nivel autonómico para ayudas.

Tras las cinco visitas, Merche Sanchis y Rosa Portales, que han tomado buena nota de las nuevas peticiones de los centros, se comprometen a trasladar todas las quejas tanto a la Conselleria de Educación como a otras instituciones cuando haga falta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here