Puçol alquila espacios municipales para eventos privados para recaudar fondos

0
87

El Palau d’Esports o el Espai Jove son dos ejemplos de instalaciones municipales que se prestan al alquiler para todo tipo de entidades que necesiten de un espacio o quieran celebrar allí sus actividades. Competiciones deportivas, fiestas o actos puntuales… se traducen en ingresos extra para las arcas municipales.
Por ejemplo, el pasado sábado 28 de enero se celebraba en Puçol una velada de boxeo con competiciones en varias modalidades. Fue organizada por un club deportivo que se encargó tanto de la puesta en escena y la animación, como de la posterior recogida y limpieza del polideportivo nada más concluir el evento.

De esta forma, el Palau d’Esports se transformó por un día en un cuadrilátero de “quita y pon” que no alteró su funcionamiento normal, pues el domingo por la mañana presentaba su aspecto habitual, listo para volver a ser utilizado. Una transformación que supuso un ingreso extra para las arcas municipales gracias al contrato de alquiler entre los organizadores y los responsables del polideportivo.

Estos alquileres de espacios públicos no son una novedad en Puçol, pues otras veces se ha usado la Casa de Cultura, el Espai Voramar, el Espai Jove o el mismo Palau d’Esports, para ponerse al servicio de actos puntuales organizados por entidades ajenas al Consistorio.

Según el técnico de deportes, Fernando García, “por suerte, las instalaciones deportivas están muy saturadas durante la semana, entre las escuelas y los clubes, pero siempre se pueden buscar huecos para alquilar a empresas privadas que quieran utilizarlas sin que ello suponga ningún perjuicio”.

Otros ejemplos de espacios públicos con disponibilidad de alquiler son el Espai Jove, un lugar multidisciplinar destinado a la juventud, pero que también resulta ideal para otro tipo de actividades. O el Espai Voramar, situado en la playa de Puçol, que durante el verano está a pleno rendimiento pero en los meses de invierno se queda vacío.

Precisamente, en estos dos lugares se han instalado recientemente trabajadores del INE (Instituto Nacional de Estadística), que se encuentran realizando un censo comarcal. Después de enviar solicitudes a varios pueblos de la zona, han elegido las instalaciones de Puçol para realizar su trabajo.

En este sentido, la concejal de Empleo, Paz Carceller, afirma que “con el contrato de alquiler al INE vamos a ingresar cerca de 5.000 euros, porque han firmado por varios meses. Además, ellos se traen todo su material, nosotros solamente les proporcionamos el espacio físico, por lo que nos supone un coste cero”.

A pesar de estas ventajas, la titular de Empleo incide en que este tipo de convenios solamente se hace a entidades ajenas a la población y no a asociaciones locales como puedan ser fallas, colectivos de mujeres o escuelas musicales, entre otras.

“Los espacios públicos siempre van a estar a disposición de las asociaciones locales gratuitamente, como ha venido siendo hasta ahora. El alquiler solamente lo planteamos para entidades externas que quieran organizar algo puntual o con una duración determinada, pero que no afecte al funcionamiento habitual de nuestras instalaciones”, añade.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here