PSPV y Compromís aceptan la salida de Cialbo del tripartito “y más tras las presuntas irregularidades urbanísticas”

1
171

Alboraya. AyuntamientoEl equipo de gobierno de Alboraya, formado por PSPV y Compromís, aceptó la renuncia de Cialbo a seguir formando parte del pacto de gobierno y más tras las presuntas irregularidades urbanísticas del portavoz y edil de Urbanismo Javier Balaguer.

Para el equipo de Gobierno, según el comunicado remitido, “la situación del responsable de urbanismo se había hecho insostenible tras la publicación de fotografías que ponían en evidencia que sus propiedades en la huerta vulneran claramente la legalidad vigente al haber construido en ellas una piscina y una pista de tenis, sin permiso y contraviniendo la normativa de la huerta protegida”.

PSPV y Compromís “han esperado su decisión dos semanas por consideración al socio de gobierno” pero lo que “no esperábamos era esta carta de renuncia en la que no asume la situación. De hecho nos hubiese parecido más correcto que dejase inmediatamente la concejalía de urbanismo en manos de otro edil por coherencia”.

Sobre la causa esgrimida por Cialbo para dejar el equipo de Gobierno, para el PSPV, “en nada influye ni a favor ni en contra la personación de los partidos políticos  para la correcta acción de la justicia. El compromiso asumido en el pacto de gobierno era hacer las auditorías legales y económicas y sacar a la luz cualquier irregularidad y es lo que hemos hecho poniéndolo todo en manos del Tribunal de Cuentas”.

Los socialistas afirmaron “no entender la “indignación” de Balaguer en este asunto ya que teniendo mayoría en el  gobierno PSPV y Compromís, en ningún momento se ha impuesto al resto de grupos nuestro criterio de entregar los expedientes dudosos a la fiscalía acompañados de los informes jurídicos correspondientes únicamente como ayuntamiento y no como partido”.

Des de Compromis per Alboraia, considera que “l’actual pacte de govern, per rescatar l’ajuntament de la seua difícil situació, implica aconseguir consensos. No totes les nostres iniciatives aconsegueixen este consens, afirmació que poden fer la resta de grups de l’equip de govern. Que el regidor de Ciablo, Javier Balaguer, vulga imposar la seua perspectiva de gestió ens indica falta de voluntat d’acord pel bé del poble d’Alboraia,  si les diferències eren superables. Si, al contrari,  el señor Balaguer considera tan greu e insuperable la situació, deuria explicar els motius per esperar fins que ha sigut pública la vulneració que fa de les lleis d’urbanisme.”

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here