PSPV y Bloc censuran el intento de retener dos cartas del exgerente con información confidencial sobre el escándalo de las VPO

0
19

PSPV y Bloc de Torrent denunciaron ayer el intento de retener durante una semana dos cartas que el exgerente de Nous Espais, José Fermín Doménech, dirigió a los portavoces de la oposición municipal y que contenían información personal y confidencial sobre el escándalo de las VPO y sobre el despido del citado exgerente. El equipo de gobierno, por su parte, desmintió que las cartas fueran retenidas ya que las cartas tardaron 8 días en llegar a su destino con un fin de semana de por medio.
Según denunciaron el Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Torrent y el concejal del Bloc-Els Verds-Plataforma per l’Hospital, las cartas contenían información confidencial remitida por el exgerente de Nous Espais a ambos portavoces en la que se aclaran algunas cuestiones sobre el escándalo de las VPO de Parc Central y sobre el despido del exgerente y la sentencia del Juzgado de lo Social nº 1 de Valencia declarando improcedente dicho despido y condenando a Nous Espais a pagarle una indemnización.

Para los portavoces del Grupo Socialista y del Bloc, no hay nada que justifique que una carta personal tarde ocho días en llegar a su destinatario, y que al final sea el propio destinatario quien tenga que buscarla por los despachos y se entere de que está retenida por el concejal del Urbanismo. “Lo sucedido es muy grave lo sucedido, y las leyes españolas son muy claras sobre la inviolabilidad de la correspondencia privada”, por lo que ambas formaciones no descartan emprender acciones legales ante ese intento de ocultación y retención de correspondencia privada.

Según Veiga y Beguer, el tortuoso viaje de las cartas perdidas comenzó el lunes 28 de septiembre. Ese día fueron depositadas en la oficina de correos de Benimaclet y, posteriormente, entregadas en las oficinas de reparto de Torrent el día 29. Nous Espais las recibió antes del mediodía del miércoles, día 30 de septiembre. A partir de ahí se pierde su pista, hasta que el martes, día seis de octubre, y ante la insistencia del remitente de que ya debería estar en poder de los destinatarios, estos hacen las averiguaciones necesarias y descubren que las cartas se encuentran retenidas en el despacho del concejal de Urbanismo, Santiago Martí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here