PSOE, Compromís, València en Comú y EUPV votan a favor del primer presupuesto de la ‘nueva’ Diputación

El pleno de la Diputación de Valencia ha aprobado hoy sus presupuestos para 2016, que ascienden a 448,95 millones de euros, con los votos a favor del PSPV, Compromís, València en Comú y Esquerra Unida; la abstención de Ciudadanos y los votos en contra del PP.

Las cuentas de la corporación provincial recogen las grandes líneas estratégicas trazadas por el presidente en su toma de posesión; se incorporan áreas y servicios como Igualdad, Transparencia, Mancomunidades y Comarcalización, Memoria Histórica e Inclusión Social, y responden a la nueva política de impulsar menos planes pero con más recursos.

Pleno Diputación presupuestos 2016

El vicepresidente tercero y responsable del área de Hacienda de la Diputación, Toni Gaspar ha defendido que el dinero del presupuesto “no es de la Diputación ni de los municipios, sino de los ciudadanos a los que se ha de destinar”. Gaspar ha remarcado que con los nuevos presupuestos “se ha acabado el clientelismo y la arbitrariedad”.

Prueba de ello es, según Gaspar, “el hecho de que la partida de gastos de libre disposición de Presidencia para financiar proyectos sólo con la firma del presidente se haya reducido un 60 %”.Esta partida pasa de 10 a 4 millones de euros, dos de los cuales irán para fines sociales y los otros dos a planes de municipios con carácter de urgencia y de necesidad.

Al respecto, Gaspar ha destacado que se han aceptado varias propuestas concretas de Ciudadanos y se ha comprometido a estudiar, en sucesivas comisiones de Hacienda, las 13 enmiendas presentadas por el PP.

El portavoz de València en Comú Roberto Jaramillo ha justificado el voto favorable de su formación en que los presupuestos son más sociales y con ellos se acaba “el besamanos”, y aunque ha dicho no compartir el área de Asuntos Taurinos, ha destacado la consolidación de otras nuevas como Transparencia.

Rosa Pérez Garijo, de EUPV, que también se ha mostrado en contra de los gastos en asuntos taurinos, ha celebrado que los presupuestos tienen más puntos de vista y son más participativos y los ha calificado de “más municipalistas y menos presidencialistas”.

El portavoz de Compormís, Xavier Rius, ha manifestado que las cuentas no responden al cien por cien a lo que su formación podía haber elaborado pero, “afortunadamente, no están hechos desde una mayoría absoluta sino desde la pluralidad” y por eso, ha dicho, “estamos satisfechos”.

El representante de Ciudadanos José Enrique Aguar ha acogido con esperanza el planteamiento de hacer del presupuesto un documento vivo y modificable y ha valorado que se haya reducido en gran medida los “planes de prebenda”, pero ha advertido de que la Diputación no debe ser una “mera financiadora del Consell”.

Por su parte, la portavoz del PP, María Carmen Contelles, después de pedir que se quedaran sobre la mesa los presupuestos y se debatieran las enmiendas de su grupo, ha calificado las cuentas como “la plasmación de los recortes en la inversión, el retroceso en la autonomía municipal y el reconocimiento de la ineficacia en la gestión”.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *