Profesores del colegio San José alegan que el director amenazó con cerrar el centro si no pagaban el “donativo” de 1.500 euros

0
35

El colegio concertado San José de Moncada ha saltado a la actualidad por su situación económica. Similar a la de otros centros concertados debido a la deuda acumulada de la Conselleria, que alcanza ya los seis meses de retraso, la peculiaridad del caso radica en que la Dirección del centro optó por solicitar a los profesores un “donativo” de 1.500 euros para hacer frente a los gastos de mantenimiento ante la deuda de la Generalitat.
Una solución cuanto menos peculiar que ha hecho saltar las alarmas pues, mientras el director pedagógico del colegio, Jorge Marí, asegura que se hizo como una petición de ayuda y que el pago es absolutamente voluntario, varios profesores con los que ha podido hablar Hortanoticias.com aseguran que en el claustro en el que se expuso la medida, Marí amenazó a los docente con el cierre del centro si no pagaban esa cantidad.

Para el director del centro puede tratarse de una “mala interpretación” por parte de algún profesor de la plantilla que “se haya tomado a mal” la petición de la Dirección del colegio y ha insistido en que se trata de un “depósito para cubrir necesidades de pago puntual” y que se devolverá el dinero en el momento en que la situación económica “quede regularizada”.

Sin embargo, los docentes contrariados con esta medida aseguran que el discurso de Marí en el claustro fue en otro tono e, incluso, llegó a amenazar con condicionar las prejubilaciones de cuatro profesoras al pago de esos donativos, extremos que el director ha negado.

En un comunicado, un grupo de profesores del centro lamenta que la “única” solución a la situación económica del centro que ofrece la Dirección pase por el cobro de 1.500 euros a los profesores –unos 30 en la actualidad- y se niegue a contemplar otras opciones como negociar con Conselleria, solicitar un préstamo bancario o incrementar las cuotas a los alumnos.

En ese sentido, Marí ha explicado que a los padres ya se les pidió un esfuerzo económico el curso pasado y que ahora se pide el dinero a los profesores porque “están cobrando puntualmente las nóminas por lo que no les ha llegado de pleno la crisis económica”.

Respecto a negociar con Conselleria o solicitar un préstamo, el director descarta ambas opciones. La primera porque, según dice, la patronal de los colegios concertados ya está realizando los pasos oportunos en esa dirección y, la segunda, solicitar un crédito o préstamo bancario porque, según dice, “¿cómo te van a dar un préstamo si no tienes dinero?”.

Los profesores, sin embargo, dudan incluso de que la mala situación económica se deba a los impagos de la Conselleria de Educación y apuntan a una mala gestión económica del centro desde hace años. En ese sentido, señalan que mientras en el colegio no se invierte nada, las obras del templo al que pertenece el centro “no cesan e, incluso, se han incrementado”.

Marí ha reconocido que, a fecha de hoy, el centro tiene el pago de ningún recibo de agua o suministro eléctrico y que lo único que se adeuda es el sueldo de marzo de los tres empleados de Administración y Servicios y algunas cuestiones puntuales como la revisión de los extintores, todos ellos, del primer trimestre de 2012.

Desde la Conselleria de Educación, se ha reconocido la deuda, se ha informado de que recientemente se ha abonado al centro una mensualidad y ha expresado su compromiso de liquidar la deuda en cuanto haya disponibilidad de crédito.

“Preocupación” municipal

El alcalde de Moncada, Juan José Medina, ha asegurado ser conocedor de las quejas de este grupo de profesores y de la versión de la Dirección del centro y ha señalado que la “preocupación” del Ayuntamiento es la situación de los empleados y cómo puede afectar a los alumnos y sus familias.

Medina ha querido dejar claro que las advertencias supuestamente vertidas por Marí de que la empresa suministradora del agua iba a cortar el suministro por falta de pago con la intención de presionar a los docentes son falsas ya que, puesto en contacto con la empresa, esta ha confirmado al primer edil que tan sólo se debe un recibo y que nunca se ha amenazado al centro con cortar el agua.

Además, el alcalde ha señalado que le gustaría que la gestión del San José fuera “más transparente” y, en ese sentido, ha mostrado su intención de hablar con el responsable financiero de los colegios diocesanos del Arzobispado de Valencia para arrojar luz sobre la polémica que ha envuelto a este colegio de Moncada.

Según Medina, aunque el retraso en el pago por parte de la Conselleria es “injustificable”, otros colegios concertados están en una situación similar y “no han llegado a este extremo” por lo que, ha dicho, el Ayuntamiento seguirá al tanto de cómo evoluciona la situación. Por otra parte, preguntado por si ha recibido quejas de los padres, Medina ha reconocido que los padres de los alumnos del San José no se han puesto en contacto con el Ayuntamiento hasta el momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here