Quantcast

La Policía Nacional detiene a un hombre como presunto autor de 27 robos con fuerza en empresas de Manises

Manises-robos-poligono-industrial-policiaAgentes de la Policía Nacional han detenido en Manises a un hombre, de origen español, de 32 años, como presunto autor de 27 delitos de robo con fuerza, además de dos delitos de robo de uso de vehículo a motor y un delito de usurpación de identidad.

El ahora arrestado accedía a naves industriales por los procedimientos del butrón y, rififí, además en una ocasión mediante alunizaje con un vehículo sustraído en un robo anterior. Los policías han realizado dos registros domiciliarios en los que se han intervenido numerosos efectos robados.

Las investigaciones se iniciaron a finales de julio cuando los agentes detectaron una serie de robos en varias naves industriales del polígono del aeropuerto de Manises, en los que accedían mediante butrones en sus paredes o agujeros en los techos, conocidos como “rififí”, para a continuación apoderarse de numerosos efectos, principalmente material informático, así como lo que se almacenaba en la nave asaltada.

En dos ocasiones además de apoderarse de los efectos del interior de la nave, se llevaron dos vehículos, siendo uno de ellos utilizado en el alunizaje a otra nave industrial y el otro en el transporte de los efectos robados.

Los policías tras varios meses investigación averiguaron que el sospechoso se podría tratar de la misma persona aunque utilizaba varios modus operandi para acceder a las naves. Los agentes averiguaron que el sospechoso habría dado salida a los efectos sustraídos a través de numerosas ventas realizadas en casas de compraventa de efectos de segunda mano de Valencia. Los policías averiguaron la identidad del sospechoso y tras localizarlo fue detenido en Manises como presunto autor de 27 delitos de robo con fuerza y dos delitos de robo de uso de vehículo a motor.

El arrestado con un teléfono móvil sustraído en uno de los robos, habría obtenido una tarjeta de crédito a nombre del titular del terminal por lo que también se le imputa un presunto delito de usurpación de identidad.

Los policías han realizado dos registros domiciliarios en los que intervinieron gran cantidad de artículos y efectos de procedencia ilícita; en su mayoría material informático como siete ordenadores portátiles, ocho impresoras, diez teléfonos móviles, cámaras de fotografía, una mini cadena, una televisión de 50 pulgadas, material deportivo, entre otros efectos. Algunos de estos efectos ya han sido entregados a sus legítimos propietarios.

El detenido, con antecedentes policiales, pasó a disposición judicial.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *