Paterna y FGV analizan las actuaciones para prevenir inundaciones ante lluvias torrenciales

0
25

El concejal de Infraestructuras, Lázaro Royo, la concejala, Elena Martínez, y el concejal Jesús Giménez, y el gerente de la empresa Aguas de Paterna, Juan José Alonso, y técnicos de Emergencias e Infraestructuras mantuvieron ayer un encuentro con representantes de Ferrocarriles de la Generalitat Valenciana. El objetivo de la reunión era alcanzar acuerdos sobre las actuaciones a realizar a corto, medio y largo plazo para evitar efectos devastadores de las lluvias torrenciales como los acontecidos el pasado 28 de septiembre.
Las citadas lluvias registraron cotas inéditas en el municipio, con picos de 200 litros por metro cuadrado, situación agravada por la duración de la tormenta que se prolongó durante horas. Del análisis realizado se concluyó que los efectos más devastadores en el casco urbano se produjeron al desbordarse el barranco de la Font en Santa Rita, mientras que, en La Canyada, lo más grave tuvo lugar en la calle 29. En ambos casos el agua se desvió de su curso natural incapaz de superar el obstáculo que representa el muro que protege las vías del tren, ya que las canalizaciones del agua se mostraron insuficientes para una tromba de agua como la que se registró aquel día.

Durante la reunión se consideró que la solución definitiva pasa por canalizar el barranco de la Font a su paso por Santa Rita, solución en la que ya se trabaja en la redacción del proyecto técnico, pero cuya ejecución no puede hacerse de forma inminente debido al importante desembolso económico que supondrá y por lo tanto debe programarse.

Como actuaciones a realizar de inmediato sí se ha considerado oportuno ensanchar los tubos que atraviesan las vías junto al apeadero de Santa Rita, para permitir una mejor evacuación de las aguas. En La Canyada ya se ha ejecutado la ampliación del hueco que existe bajo las vías del tren en la calle 29 a la altura de la calle 133. También se va a instalar un vallado que evite que vehículos o contenedores arrastrados por el agua puedan taponar dicho conducto, como ocurrió durante las pasadas lluvias.

Además, aprovechando la última fase de obras del eje de las calles 133 y 238, desarrollada con el fin de mejorar la movilidad en la zona, se están llevando a cabo actuaciones para la mejora de la evacuación de pluviales.

El concejal de Infraestructuras, Lázaro Royo, consideró que “dada la experiencia vivida el pasado mes de septiembre y basándonos en las conclusiones de las mismas, vamos a seguir trabajando en medidas de presente y futuro que puedan paliar los efectos que unas lluvias tan torrenciales puedan generar”. El concejal de Emergencias, Jesús Giménez, añadió que desde esta área, “además de los puntos de mayor conflictividad que quedaron de manifiesto en las pasadas lluvias desarrollamos un seguimiento continuo de todos los puntos inundables para tomar las medidas oportunas que corrijan estas situaciones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here