Paterna y Burjassot inauguran los dos colectores de aguas pluviales que evitarán las inundaciones en el futuro

0
92

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, afirmó hoy que los colectores, como los de las localidades valencianas de Paterna y Burjassot –cuyas obras inauguró hoy–, son un “tesoro enterrado a favor de la calidad de vida de los ciudadanos y del buen funcionamiento de las calles”.

+ Agustí aprovecha la visita de Camps para pedirle que acelere los trámites de construcción de un colegio en Valterna

Camps aseguró que, junto a la inversión de 280 millones de euros realizada durante los cinco últimos años en la comarca de l’Horta para 35 actuaciones en esta materia, los colectores son una “buena manera de ir cimentando el futuro de las ciudades”.

El president hizo estas declaraciones durante la inauguración de las obras de los colectores para el drenaje de pluviales de Paterna y Burjassot, donde, estuvo acompañado por el alcalde de Paterna, Lorenzo Agustí, el conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, José Ramón García Antón, y el de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores.

Las obras cuentan con una inversión de 15 millones de euros y la ejecución de los dos colectores pone fin a los problemas de evacuación de aguas pluviales que inundan periódicamente la zona noroeste de la ciudad de Valencia y Burjassot, ya que limita las aportaciones de caudales.

El colector de Paterna, con una longitud de 1.239 metros, es el interceptor de la cuenca situada aguas arriba de Burjassot y que vierte directamente en el barranco Endolça. Por su parte, el de Burjassot, con una longitud de 1.761 metros, recoge el caudal generado en la cuenca de esta localidad, limitando el vertido en Valencia por medio de dos depósitos de tormentas que laminan el caudal punta.

Además, se ha encauzado el barranco de Endolça y construido dos depósitos de almacenamiento de 2.153 y 3.454 metros cuadrados, respectivamente, para almacenar y evacuar aguas negras y agua de lluvia en episodios agudos de precipitación.

El jefe del Consell comentó que se trata de infraestructuras que no se ven pero insistió en lo “vistoso” de las mismas, puesto que, si no se hicieran, se podrían producir inundaciones. Así, destacó el esfuerzo realizado para la construcción de este “tesoro enterrado a favor de la calidad de vida de los ciudadanos y del buen funcionamiento de las calles”.

Según dijo, las inversiones en colectores se suman a la “enorme inversión que hace la Generalitat en materia de agua”, para dar lugar a un “gran sistema hídrico”. De esta forma, explicó que parte del agua recolectada en las infraestructuras que inauguró hoy “podrá ser reutilizada por los sistemas que durante todos estos años se han venido construyendo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here