Paterna trabaja en una nueva ordenanza de protección del arbolado en colaboración con grupos ecologistas

0
21

El Ayuntamiento de Paterna, a través de la Concejalía de Urbanismo y Medio Ambiente, está trabajando en una nueva ordenanza municipal para la protección del arbolado. El objetivo de este nuevo documento es progresar en la protección de la masa arbórea de Paterna, incorporando nuevos supuestos no contemplados anteriormente así como incrementando la cobertura que ofrece la ordenanza actual.
La portavoz popular y concejala de Urbanismo y Medio Ambiente, María Villajos, destacó que “la actual ordenanza fue pionera en su momento y ha sido una herramienta muy importante para defender la masa arbórea de Paterna. No obstante consideramos que es oportuno ampliarla debido a que la experiencia de los últimos años nos enseña que podemos completarla y avanzar en la protección de arbolado y zonas verdes”.

Para la portavoz popular “es muy importante que este nuevo documento se apruebe con el mayor consenso posible por parte de partidos políticos y especialmente de los grupos ecologistas”. Por este motivo desde el primer momento se ha dado traslado del borrador inicial a colectivos que trabajan por la defensa del medio ambiente en Paterna, caso de la Coordinadora de Defensa de los Bosques del Turia, Acció Ecologista Agró o Centro de Estudios Medioambientales Granja Julia. También se ha enviado el documento a la Oficina del Parque Natural del Turia, por lo que pueda afectar al Parque Natural del Turia. La concejala ha querido agradecer “la excelente predisposición de estos colectivos que desde el primer momento se han puesto manos a la obra para hacer aportaciones al documento”.

El pasado mes de diciembre se reunió el Consejo Sectorial de Urbanismo y medio Ambiente, en el que además de los grupos ecologistas están presentes asociaciones empresariales, partidos políticos con representación municipal, Asociación de Agricultores, Comerciantes, sindicatos o asociaciones vecinales. En dicha reunión la concejala presentó el documento inicial invitando a todos los grupos que hagan las aportaciones que consideren.

El nuevo documento exige la obligación de proteger el arbolado del municipio con independencia de la titularidad del terreno en que se encuentre. Garantizar el uso correcto de las zonas verdes y regular las actividades en las mismas, preservar la diversidad, singularidad y belleza del ecosistema urbano defendiéndolo de plagas y enfermedades, fomentar la ampliación de la superficie arbórea o promover la colaboración entre administraciones públicas y particulares son algunos de los fines de esta ordenanza.

Las condiciones de la poda o tratamiento fitosanitarios y muy especialmente las condiciones objetivas para la tala de y la protección de los mismo durante las obras ya sean de ámbito municipal o privado están recogidas en artículos concretos, así como la protección del arbolado en zonas de suelo agrícola o forestal. En este último caso se impone condiciones estrictas para la ejecución de trabajos de mantenimiento en zona forestal, que van desde el traslado de los árboles mediante caballerizas o la obligación de dejar los viernes las zonas afectadas limpias de troncos cortados y material sin triturar.

El documento recoge una clasificación de posibles infracciones que serán castigadas con multas que van desde los 300 a los 3.000 euros. La tala de árboles sin la preceptiva autorización, no proceder a su debida compensación, no obtener licencia municipal, encender fuego en lugares no habilitados para ello o provocar daños en arbolado o elementos de mobiliario urbano de parques y jardines está catalogado como infracción muy grave. También la introducción de especies alóctonas en las masas forestales. Por este motivo la ordenanza también contiene un anexo que enumera las especies adecuadas para su implantación en zonas urbanas, dependiendo de la anchura de las aceras, así como el listado de árboles forestales adecuados para el municipio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here