Paterna sube el tipo del IBI y cobrará un 50% más a los pisos desocupados para reducir el stock de viviendas vacías

0
19

El pleno del Ayuntamiento de Paterna, con los únicos votos a favor del PP, ha aprobado varias modificaciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), entre ellas, el incremento del tipo impositivo, la parte del impuesto que depende del Ayuntamiento, en siete puntos, del 0, 51 al 0, 58. Además, se cobrará un 50% más del impuesto a los propietarios de pisos desocupados.
El objetivo de esta medida, según ha explicado el concejal de Economía, Manuel Palma, es regular la diferencia existente entre el número de vecinos censados y los que realmente viven en Paterna fomentando el empadronamiento y, también, que los pisos en stock puedan ponerse a la venta con precios más reducidos o en alquiler. Según Palma, la mayoría de los que se verán afectados por esta medida son bancos y promotoras que poseen numerosas viviendas vacías que no han conseguido vender o, en el caso de los bancos, que se han quedado tras desahuciar a sus habitantes.

Según Palma, la mayor subida del IBI, por tanto, perjudicará, sobretodo, a grandes empresas y a particulares que compraron vivienda para especular cuando el mercado inmobiliario se encontraba en pleno apogeo. En ese sentido, ha precisado que se cruzarán los archivos de viviendas y del censo para determinar en cuáles no hay nadie empadronado y, después, se ofrecerá la posibilidad de que se demuestre que sí hay habitantes a través del consumo de luz o agua.

Por otra parte, ha alegado que el incremento de siete puntos en el tipo impositivo del IBI no supondrá un importante aumento en el valor total del impuesto y ha insistido en que, pese a la subida, Paterna sigue teniendo uno de los tipos impositivos más bajos del área metropolitana.

Las justificaciones no han servido, sin embargo, para calmar los ánimos de Compromís y EU que han culpado al equipo de gobierno de ningunear de nuevo a la oposición al presentar este importante tema fuera del orden del día del pleno ordinario e informándoles del mismo en la junta de Portavoces previa. Además, han vuelto a criticar que el Consistorio informara de estas modificaciones antes a la prensa que a los grupos de la oposición.

Por este motivo, y sin entrar a valorar el fondo de la cuestión, los dos concejales de EU han abandonado el pleno antes de que se votara el punto, mientras que el PSPV y Compromís han votado en contra. Los socialistas han justificado su voto porque consideran un “atentado a las familias” que se suba este impuesto en los difíciles momentos económicos actuales mientras que Compromís ha centrado su discurso en la falta de respeto que, a su juicio, tiene el equipo de Gobierno con el resto de la corporación.

No darán pescado, enseñarán a pescar

Otra de las polémicas del pleno ha llegado con la presentación de una moción de EU para que se crearán dos comedores sociales en el municipio, uno de ellos, en el barrio de La Coma a tenor de las numerosas familias que están pasando por dificultades económicas y dedican sus escasos recursos a la alimentación dejando el pago de facturas y otras obligaciones a un lado.

Sin embargo, el PP ha presentado una enmienda a la totalidad que proponía, en lugar de comedores sociales, la instauración de talleres de cocina. Propuesta esta que ha sido finalmente aprobada gracias a la mayoría absoluta del PP. La idea, según ha explicado la responsable del área, Sara Álvaro, es dar conocimientos de cocina y nutrición a un miembro de la familia y que este pueda llevar a casa la comida que prepare en el taller.

Según Álvaro se trata de una medida “más didáctica y menos asistencialista” alegando que los comedores sociales tienen un “efecto llamada” que provoca largas colas e, incluso, tensiones entre los demandantes de comida. La oposición, sin embargo, ha considerado que, en estos momentos, es más acuciante poner un plato en la mesa para las personas que no tienen ingresos que formarles en nutrición. Finalmente, ha sido la propuesta del PP la que ha salido adelante.

Durante el pleno también se ha aprobado la solicitud de un crédito ICO por valor de 2, 6 millones de euros, a devolver en tres años, para pagar facturas de proveedores y autónomos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here