Paterna reduce el presupuesto de tres proyectos del Plan Confianza para destinar fondos al colegio de Lloma Llarga

0
15

El equipo de Gobierno de Paterna anunció hace unos meses que se iba a hacer cargo de la licitación del colegio de Lloma Llarga, una obra que correspondería a la Generalitat, competente en materia educativa, para asegurarse que estuviera listo en el curso 2011-2012. Finalmente, el Ayuntamiento ha decidido financiar las obras con cargo al Plan Confianza, para lo cual ha tenido que aplazar la conclusión de tres de los proyectos incluidos en este plan para desviar los fondos a la construcción del centro escolar.
Así, ha cambiado los proyectos de eliminación de la depuradora de Terramelar y su sustitución por un sistema de impulsión de las aguas a la depuradora general, la urbanización del eje de conexión calles 133 y 238 en La Canyada que supone la conexión del barrio con la pista de Ademuz (CV-35) y la prolongación de la Línea 4 de tranvía entre Lloma Llarga y Alborgí por Llano del Cura.

En el primer caso, la obra de eliminación de la depuradora de Terramelar, que tenía un presupuesto inicial de un millón de euros, se va a ejecutar en su fase inicial. Es decir, se elimina la depuradora y se sustituye por un sistema de impulsión a la depuradora general con un coste de 600.000 euros. Los otros 400.000, destinados al acondicionamiento del entorno, se desviarán para la construcción del colegio y esas obras finales se asumirán con recursos propios del Consistorio y aprovechando la sentencia que obliga a las eléctricas a replantar tres árboles por cada uno que talaron en la Vallesa.

En el caso del vial de La Canyada, el proyecto sigue adelante aunque su presupuesto se reduce en un millón de euros quedando finalmente en 3, 1. El Consistorio ha obtenido el compromiso de la Generalitat de que financiará el fin del proyecto a lo largo de 2011 con lo que la obra no se retrasará.

Por último, los 3, 5 millones de euros que faltan hasta los 4, 9 que cuesta el colegio de Lloma Llarga se obtendrán de la prolongación de la Línea 4 del tranvía entre este barrio, precisamente, y Alborgí. El proyecto estaba valorado inicialmente en 4, 6 millones de euros pero la reducción del presupuesto tampoco supondrá un retraso en su ejecución ya que las obras no se podían realizar hasta que el sector del Llano del Cura, por el que debe transcurrir el tranvía, no se urbanice.

Cuestión de prioridades

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Paterna aprobará en el Pleno municipal ordinario la financiación a cargo del Plan Confianza de la Generalitat. El alcalde de Paterna, Lorenzo Agustí, explicó que “quienes tenemos la responsabilidad de gobernar hemos de priorizar las necesidades urgentes y llevarlas a cabo haciendo el mejor uso de los recursos económicos que nos ofrece la administración”.

Agustí añadió que “los vecinos de Lloma Llarga y Terramelar necesitan con urgencia un centro público para sus hijos y que éste se construya de la forma más ágil para que esté disponible de cara al próximo curso, por ello hacemos todo cuanto está en nuestras manos para que las obras se inicien sin más demora”. Así se justificó respecto a las críticas de que sea el Consistorio quien pague una obra que es competencia de la Generalitat.

El alcalde de Paterna considera que la construcción de esta infraestructura educativa es de “máxima prioridad para el municipio”, dada la necesidad de equilibrar la demanda escolar con las plazas existentes. El Ayuntamiento de Paterna decidió hace meses impulsar la construcción del centro que deberá dar servicio a la comunidad escolar de Lloma Llarga y Terramelar.

Por este motivo, se firmó un convenio de colaboración con CIEGSA por el cual el Ayuntamiento se hacía cargo de la licitación de dichas obras. Esta tarde se aprobará que la financiación de las obras, que asciende a casi cinco millones de euros, proceda finalmente del Plan Confianza. De este modo, el Ayuntamiento estará en disposición de adjudicar las obras el próximo mes de febrero e iniciar la construcción inmediata del centro con el objetivo de que esté operativo para cubrir la demanda del próximo curso 2011-2012.

Según han declarado fuentes municipales, para el presente curso escolar 2010-2011 se logró matricular al 100% de los alumnos de Infantil y Primaria del municipio que solicitaron plaza, pero “ha habido que hacer un importante esfuerzo por parte del Ayuntamiento, habilitando aulas en distintos centros para cubrir la demanda”.

“En este contexto la construcción del colegio de Lloma Llarga es una prioridad para el Consistorio, ya que se trata de un barrio en expansión que actualmente cuenta con más de 9.000 vecinos censados”, declaran desde el Ayuntamiento.

El colegio, que podrá dar servicio también a la comunidad escolar de Terramelar, contará con 6 unidades de educación Infantil y 12 de Primaria.

PSPV cree que es una “traba más”

El PSPV de Paterna ha considerado que financiar el colegio de Lloma Llarga con el Plan Confianza es “otra traba más que -el equipo de Gobierno- le pone a la realización de un proyecto que lleva más de ocho años de retraso”.

El PSPV-PSOE de Paterna recuerda que ya son varios los convenios que se han roto y rehecho, retrasando cada vez más el colegio de este barrio. “Aunque esta solución económica parece mejor y correcta, a falta del informe de la secretaria general del Ayuntamiento sobre su legalidad, puesto que el coste del proyecto lo pagará la Generalitat, los socialistas vemos una vez más, la falta de previsión y seriedad del equipo de gobierno Agustí”.

Además, critican que, con esta nueva financiación deja a medias proyectos como la depuradora de Terramelar, la urbanización de varias calles de La Canyada o la línea de tranvía hasta Alborgí, dejando su finalización “sine die”.

Por último, señalan que “no se llegará al curso 2011-2012 como se prometió ya que restarán sólo seis meses para acabar una obra cuyo pliego técnico indica un mínimo de 15 meses para su ejecución”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here