Paterna privatizará el servicio de alumbrado público para ahorrar medio millón de euros al año

0
82

El pleno del Ayuntamiento de Paterna ha aprobado conceder la gestión del servicio de alumbrado público, el suministro y el mantenimiento, a una empresa privada en una operación de “gestión indirecta”. El objetivo es ahorrar 500.000 euros al año. La propuesta sólo contó con el apoyo de los concejales del PP mientras que los grupos del PSPV, EU y Compromís votaron en contra.
Al concurso podrán presentarse aquellas empresas que desarrollen un proyecto que permita mejorar la eficiencia lumínica en el municipio y su coste energético. El coste del suministro y mantenimiento del alumbrado público costaba a Paterna 2, 2 millones de euros anuales, por lo que saldrá a concurso por un máximo de 1, 7 millones. El siguiente paso será la publicación de los pliegos y se esperarán las ofertas de las empresas interesadas para su adjudicación y puesta en funcionamiento de cara a que sea una realidad en el último trimestre de 2012.

El portavoz de EU, Javier Parra, criticó que, en los pliegos de condiciones, se otorgara un 70% de la puntuación a la oferta más barata, en lugar de a las garantías de ahorro económico y energético de la propuesta. En ese sentido, preguntó cuál es la garantía de que el alumbrado cueste realmente menos y qué pueden esperar los trabajadores de Gespa que ahora realizan ese servicio.

En ese sentido, el alcalde, Lorenzo Agustí, aseguró que el ahorro para el Ayuntamiento va a ser de más de 500.000 euros y que el compromiso de la empresa adjudicataria será el de absorber a los trabajadores que ahora desarrollan ese servicio en la empresa municipal.

Por su parte, desde Compromís, Juanma Ramón, destacó el hecho de que, si el Ayuntamiento firma un contrato de 1, 7 millones de euros al año no se beneficiará de un ahorro mayor si la empresa consigue que el servicio cueste menos de esa cantidad por lo que, “los beneficios irán a parar a la empresa privada y no recalarán en el Ayuntamiento”.

Agustí volvió a insistir, en ese sentido, en que el ahorro para el Consistorio será de más de 500.000 euros desde el primer año al tiempo que acusó al PSPV, que también votó en contra, de “incoherencia” pues fue el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero quien aprobó la normativa de las Empresas de Servicios Eléctricos para que los ayuntamientos pudieran externalizar la gestión del servicio.

Polémica por las ayudas a la lactancia

En el pleno también se aprobó la denuncia de dos convenios con el Colegio de Farmacéuticos de Valencia por el que se ofrecía la gratuidad de la alimentación infantil para lactantes y la llamada Tarjeta Dorada para los jubilados y pensionistas. El tema de la alimentación infantil fue muy criticado por la oposición ya que los tres grupos aseguraron que el fin de ese convenio suponía que esos productos dejaban de ser gratis para las familias necesitadas.

El concejal de EU llegó a señalar que Paterna sería un municipio del primer mundo con casos de desnutrición infantil y, desde Compromís, se apuntó que el Ayuntamiento podía recortar gastos de otras partidas.

Por su parte, los socialistas, que pidieron la retirada de ambos puntos del orden del día del pleno, reprochó al alcalde que con la eliminación del Proyecto de Lactancia Materna, que lleva funcionando en el municipio desde hace más de una década, deja sin alimento básico a más de 40 niños paterneros al año cuyas madres tienen pocos recursos y, por razones médicas, no pueden recurrir a la lactancia materna para alimentar a sus hijos.

En ese sentido, la concejal socialista María Ángeles Machés propuso al Gobierno del PP que, antes de acabar con este programa social, baraje la posibilidad de buscar marcas de leche infantil artificial que quieran patrocinar esta iniciativa “porque seguro que hay muchas de ellas que están dispuestas a colaborar con nosotros”.

El equipo de Gobierno ha informado, después del pleno ya que en la sesión, ningún concejal del PP habló en ninguno de los puntos, de que las cerca de 40 familias que anualmente se beneficiaban de estas ayudas puedan solicitar la Ayuda Familiar. Ambas ayudas eran incompatibles, de modo que era preciso renunciar a una para recibir la otra y, mientras la Ayuda a la Lactancia suponía 600 euros en 9 meses, las ayudas familiares pueden llegar hasta los 900 euros al año.

Por otro lado, el Pleno del Ayuntamiento también aprobó denunciar el convenio con el Colegio de Farmacéuticos relativo a la tarjeta dorada, siguiendo la política iniciada de devolver servicios que no son de competencia municipal a otras administraciones que sí les corresponden.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here