Paterna inicia la nulidad de la permuta de terrenos de 2003 en la que el Síndic de Comptes ve indicios de delito

0
66

El alcalde de Paterna, Lorenzo Agustí, ha emitido una providencia por la que decreta la nulidad de la permuta de terrenos de 2005 y el convenio urbanístico previo, de 2003, aprobados en el último Gobierno del PSPV junto a EU, tras el anuncio del Síndic de Comptes de que existen posibles responsabilidades contables en el procedimiento administrativo de esa operación.
La Sindicatura de Comptes ha solicitado a la Fiscalía Provincial y al Tribunal de Cuentas que investigue un posible delito de responsabilidad contable en una permuta de terrenos que tuvo lugar entre 2003 y 2005 en Paterna. La actuación urbanística que se ha pedido investigar nació de un convenio entre el Consistorio y una empresa que llevaba aparejado una permuta de terrenos en la que el síndic “ha encontrado indicios de delito por responsabilidad contable”.

Según ha explicado el alcalde, ante la gravedad de estos hechos, ha decidido dictar una providencia para iniciar la anulación del convenio urbanístico y de la permuta de terrenos llevando todo el expediente y los informes preceptivos al pleno municipal para su debate y aprobación.

La responsabilidad contable implica que la operación suscrita por el Consistorio y la empresa pudo acarrear perjuicios para las arcas públicas municipales o para el patrimonio de Paterna que los cargos públicos están obligados a defender ya que, al parecer, una de las parcelas que la empresa permutó con el Ayuntamiento ya era municipal.

Las consecuencias de la nulidad son “imprevisibles”, según ha declarado el propio alcalde, ya que la operación iniciada en 2002, afecta hasta a tres sectores urbanísticos del municipio. Sin embargo, en el supuesto en el que no se pueda volver a la situación inicial, puesto que algunos de ellos, como el sector de Los Molinos, ya está desarrollado y consolidado con viviendas ocupadas, la solución sería una compensación económica, si se demuestra que no se hizo correctamente la tramitación.

La operación urbanística consistió en una permuta de terrenos con la empresa Grupo Siro para sacar la fábrica de galletas Río del casco urbano y ubicarla en suelo industrial, una iniciativa enmarcada en un macroproyecto impulsado por la Sociedad Urbanística de Paterna (SUMPA) para sacar toda la industria que aún quedaba en el casco urbano a las afueras.

El convenio urbanístico y permuta de terrenos aprobado entre diciembre de 2003 y mayo de 2005 supuso la urbanización del sector en el que se encontraba la antigua fábrica Galletas Río. La permuta de terrenos conllevó para el Ayuntamiento transferir a la mercantil una parcela industrial en La Andana, así como los terrenos del antiguo matadero municipal.

Por su parte, la mercantil entregaba al Ayuntamiento una serie de parcelas, aparentemente de su propiedad, así como el citado bajo diáfano de 350 m2, bien a futuro que debía entregar al Ayuntamiento antes de 30 meses a contar desde la aprobación definitiva del sector. Además, la mercantil compensaba al Ayuntamiento con 881.000 euros.

Una de las parcelas que entregaba la empresa, de más de 1.000 metros cuadrados, es sobre la que existen indicios de que, al menos una gran parte de ella, era ya de titularidad municipal.

Aunque es “imposible”, según Agustí, calcular las consecuencias económicas que la situación y la posible anulación de la operación podrían tener para el municipio, de momento ya ha hablado de más de 2, 3 millones de euros que es lo que costó a SUMPA construir un nuevo centro Valentín Herraz ya que, el que estaba en funcionamiento, se demolió para ceder la parcela a la empresa a cambio de 150.000 euros por los gastos de demolición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here