Paterna flexibiliza las sanciones a propietarios de perros por la no recogida de excrementos

0
79

ordenanza perros paternaEl equipo de Gobierno del Partido Popular de Paterna llevará mañana al Pleno Municipal del mes de enero una modificación de la ordenanza de Protección de la Convivencia con el objeto de flexibilizar algunas cuestiones planteadas al Consistorio por propietarios de animales de compañía.

En primer lugar, el Ayuntamiento introducirá en determinados puntos de la ordenanza la distinción entre perros de razas consideradas potencialmente peligrosas y aquellos que no tienen dicha calificación, de acuerdo con el Decreto de la Generalitat Valenciana 145/2000, de 26 de septiembre.

De este modo, los propietarios de perros de alguna de las razas tipificadas como potencialmente peligrosas seguirán estando obligados al uso de correa y bozal cuando saquen a los animales a la vía pública. Sin embargo, los propietarios de perros que no pertenezcan a esas razas podrán prescindir del bozal aunque seguirá siendo obligatorio el uso de la correa. Será considerada falta leve la omisión de esta obligación cuando se trate de perros no catalogados como de raza peligrosa, con sanción desde 60 a 500 euros.

Por el contrario, en el caso de que el can sea de alguna de las razas consideradas potencialmente peligrosa, la sanción irá desde los 500 a los 1.000 euros. Quedará también aprobado tras la modificación de la ordenanza, el hecho de que se impondrán las sanciones a las infracciones descritas anteriormente en su grado mínimo cuando se trate de la primera infracción, mientras que se incrementará hasta el grado que corresponda cuando se trate de una segunda o posterior infracción cometida por el mismo titular.

Otra modificación de la ordenanza afecta a la obligación de la recogida de excrementos de los animales en la vía pública. Hasta ahora dichas sanciones estaban tipificadas como faltas graves con sanción de 501 euros de multa. Sin embargo, se ha estimado oportuno flexibilizar dicha sanción, de modo que este comportamiento supondrá una falta tipificada como leve con sanción que irá desde los 60 euros si es la primera vez que se le multa por este motivo, ascendiendo a 250 euros si reincide y hasta los 500 a partir de la tercera o posteriores multas.

El Ayuntamiento de Paterna impuso en el pasado año 2014 un total de 71 expedientes a propietarios de perros por situaciones derivadas de la no recogida de excrementos en la vía pública o por no cumplir la obligación de llevar al animal con la correspondiente correa. Desde el pasado mes de mayo, los agentes de Policía Local tienen la posibilidad de patrullar de paisano lo que les supone una mayor facilidad para realizar este tipo de vigilancias y denuncias, ya que los propietarios de animales son más cautelosos con el comportamiento de sus mascotas cuando perciben la presencia de un agente patrullando.

No obstante, desde el equipo de Gobierno se indica que “puesto que no existe un interés recaudatorio pero sí de concienciar de la necesidad de respetar estas normas para beneficio de toda la ciudadanía, se ha decidido flexibilizar las sanciones pero al mismo tiempo mantener la vigilancia y la cuantía de las sanciones para los ciudadanos que reincidan en estas prácticas incívicas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here