Paterna duplica la atención del servicio de mediación hipotecaria y pasa a ser semanal

0
53

El Servicio de Mediación Hipotecaria, que permite el asesoramiento a vecinos sin recursos en riesgo de desahucio desde la Oficina de la Defensora del Vecino de Paterna, ha pasado de quincenal a semanal a través de un convenio firmado con la Diputación de Valencia.

Dicho convenio supone que la entidad provincial asume el coste del servicio que antes abonaba el Ayuntamiento y centraliza la atención a familias en riesgo de desahucio de los municipios de Paterna, Burjassot, San Antonio de Benajéber y Godella, este último, en trámite.

Tal y como se venía desarrollando desde el mes de octubre de 2012, la atención se realiza a través de juristas del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia y el objetivo es adoptar medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos y mediar entre ellos y los bancos o demás entidades acreedoras de esos préstamos.

Es completamente gratuito para los afectados y hasta abril de 2013 atendió 129 casos, de los cuales en 45 se abrió un expediente y el resto consistió en prestar el asesoramiento e información necesarios.

Desde la puesta en marcha del servicio tras la firma del convenio con la Diputación, los abogados atienden los casos cada lunes en el Ayuntamiento de Paterna, para lo cual es necesario solicitar cita previa bien de forma presencial o por teléfono, en el número 963053090 .

En las dos primeras jornadas han sido atendidos trece nuevos casos de los cuales cuatro supusieron apertura de nuevos expedientes.

La documentación que se solicita a los afectados es la escritura de compraventa de la vivienda y de constitución de la garantía hipotecaria, el último recibo del préstamo pagado, certificado de empadronamiento, justificante de ingresos de los miembros que componen la unidad familiar y la demanda de ejecución hipotecaria.

Desde la Defensoría del Vecino recuerdan que es preferible acudir a este servicio cuando se producen los primeros impagos o advertencias del banco.

Ya que, cuando se llega al proceso judicial, es más complicado o casi imposible efectuar la intermediación hipotecaria.

“Antes de llegar a la vía procesal es posible, además de negociar la dación en pago de la vivienda, conseguir beneficios como periodos de carencia de pago, reducir el tipo de interés, hacer valer el seguro bancario vinculado a la hipoteca y que muchas personas desconocen o negociar un préstamo que permita ganar tiempo para mejorar la situación económica familiar”, indican desde la Defensoría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here