Paterna destina más de 11.450 m2 de suelo municipal a la construcción de parques caninos

0
459

El Ayuntamiento de Paterna, a través del Área de Infraestructuras, ha creado 12 nuevas zonas de esparcimiento canino repartidas entre el casco urbano y los barrios de Mas del Rosari, La Coma, Bovalar, Casas Verdes, Santa Gema, Terramelar y Lloma Llarga, que suponen un total de 11.450 m2 de suelo municipal destinado al recreo de animales.

La concejala de Infraestructuras, Nuria Campos, ha señalado que “la creación de estos espacios es una de las medidas que está llevando a cabo el equipo de Gobierno en Paterna para mejorar la convivencia en el municipio entre personas y animales” y, en ese sentido, la concejala ha asegurado que “es necesario que nuestro municipio disponga de este tipo de espacios controlados donde los perros pueden correr, jugar e interactuar libremente con otros animales sin molestar a nadie”.

Para dar a conocer los parques caninos que existen en el municipio, el consistorio ha elaborado diferentes folletos que se repartirán en los barrios donde se han adecuado estas nuevas áreas. Cada folleto incluirá un mapa donde los vecinos podrán localizar los parques caninos más cercanos así como un listado con las normas que deben cumplirse para acceder a los recintos.

Según ha explicado la concejala, “en los folletos también se incluye un listado de buenas prácticas que deben respetarse cuando se pasea a las mascotas, sumándose así a la campaña informativa y de concienciación sobre la recogida de excrementos caninos que desde el equipo de Gobierno se está llevando a cabo desde el pasado año”.

En cuanto a las áreas de esparcimiento canino por zonas, el Casco Urbano cuenta con tres parques entre los que se incluye el del Parc Central que, con una superficie de 5.523 m2, es la mayor área de recreo y entrenamiento de canes de toda la comarca, el Prado y el del Parque de Alborgí. Además, también existen 11 pipicanes distribuidos por las principales calles por donde suelen pasear las mascotas.

En los barrios de Mas del Rosari y La Coma, existen dos parques caninos, uno al final de la calle Silla, y otro entre la calle Vinaroz y la calle Ares del Maestrat, en paralelo a la CV-35 y además se está estudiando la creación de otras tres áreas con una extensión total de 900 m2, en las calles Picanya y El Puig y en la zona de la Pinada.

En los barrios de Bovalar, Casas Verdes y Santa Gemma, a las dos áreas de esparcimiento canino que ocupan 2.383,60 m2, se sumarán tres pipicanes que se localizarán en la calle Serra Crevillent, en la calle Serra Espadà y en la calle Benicadell, mientras que en Terramelar, a la zona de más de 600 m2 que existe junto al parking del campo de futbol, se añadirán otros dos parques caninos en la calle Amazora y Utiel.

Por último, en el barrio de Lloma Llarga, se está estudiando la ampliación del parque canino de la calle Melissa y la creación de uno nuevo entre la calle Cascall y la Camamilla que se sumarían a los ya existentes en las calles Orenga, Malva y Espigol.

Además, el Ejecutivo actual también está estudiando la implantación de este tipo de infraestructuras en La Canyada, un barrio históricamente abandonado en este tema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here