Paterna combate de manera preventiva la procesionaria en 7.000 pinos urbanos con tratamiento biológico

0
47

actuación procesionaria paternaLa empresa pública Gestión y Servicios de Paterna realizó a finales de 2014 la actuación que periódicamente desarrolla para combatir plagas de procesionaria en pinos de parques y calles del municipio, así como en los colegios públicos.

Debido a la gran extensión del término municipal fue necesario actuar sobre una cantidad aproximada de 7.000 pinos, ejecutándose a través de la empresa pública dentro de la encomienda de jardinería y silvicultura sin cargarla al Ayuntamiento, siendo un ejemplo más de la eficiencia de la empresa pública.

A finales de año se desarrolló el tratamiento preventivo utilizando para ello productos biológicos, como ya se viene desarrollando en otras campañas. En concreto para combatir la procesionaria se utiliza el ‘bacillus thuringiensi’, una bacteria que se descompone por acción de los jugos intestinales de las orugas, ataca al sistema intestinal de la oruga paralizando así las mandíbulas y el tracto intestinal, produciendo el cese de la alimentación. El bacilo es rociado contra los árboles utilizando un equipo a presión que llega hasta los 20 metros siendo inocuo para el ser humano.

La actuación se ha desarrollado en todos los barrios del municipio, siendo La Canyada, La Coma, Santa Gema, Terramelar, y puntos del casco urbano como la Avenida Europa, Parque de Alborgi, Parque Central o Santa Rita los que cuentan con mayor número de pinos, aunque cedros y abetos también pueden ser afectados por lo que reciben el mismo tratamiento. Aunque la actuación preventiva ha resultado efectiva la gran cantidad de pinos existente en el municipio conlleva que pueda aparecer algún caso aislado de procesionaria. En estas situaciones los vecinos pueden ponerse en contacto con el Ayuntamiento de Paterna que enviará efectivos para erradicar la posible bolsa de procesionaria.

Tomicus controlado

Por otro lado el Ayuntamiento continúa actuando contra el tomicus, escarabajo que el pasado año supuso una merma importante de los pinos jóvenes del municipio. A través de la empresa pública Gespa se procedió en el mes de septiembre pasado a la instalación de trampas de interceptación de vuelo de tomicus para combatir su proliferación, siendo uno de los primeros municipios de la Comunitat en desarrollar esta medida.

Durante los primeros meses se apreció una alta efectividad de las mismas, capturando una media de 80-100 unidades al mes en cada una de la treintena de trampas instaladas. El éxito de la actuación desarrollada, junto a la llegada de las lluvias que han fortalecido los pinos y al terminar la temporada de riesgo por el propio ciclo vital de este escarabajo, ha provocado que la plaga esté controlada. Sin embargo no se retirarán las trampas, que se mantendrán como una actuación más de las que se desarrollan para proteger el arbolado del municipio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here