Paterna aprueba el inicio del cambio de modelo territorial hacia uno basado en el sector terciario y no en el residencial

0
60

La mayoría absoluta del PP ha permitido aprobar el documento inicial para la Evaluación Ambiental Estratégica del Plan General de Ordenación Urbana de Paterna a pesar de la oposición de los tres grupos políticos de la bancada de enfrente que han votado en contra de remitir este documento, con tres propuestas estratégicas, a la Conselleria para iniciar los trámites de un nuevo Plan General.
El equipo de Gobierno pretende cambiar el modelo territorial de la ciudad de uno basado en el sector residencial, que entró en vigor en 1990, a uno que encomiende el futuro del municipio al sector terciario e industrial, motores en los que el PP confía la reactivación económica de Paterna, según el alcalde, Lorenzo Agustí.

Antes las críticas de la oposición por la reclasificación de suelo contemplada en el documento, Agustí ha explicado que se trata de un informe que habla de tres propuestas “una de mínimos, que implica dejar el planeamiento prácticamente como esta ahora, otra de máximos y otra intermedia” y a partir de ahí “se buscará la mejor alternativa, se debatirá y se negociará”, ha señalado el alcalde.

La Evaluación Ambiental Estratégica del PGOU ha propuesto tres alternativas posibles respecto al futuro modelo territorial de Paterna. La alternativa 0 supone mantener el Planeamiento urbanístico vigente con forme a lo aprobado en 1990. La alternativa 1 propone el desarrollo de 366 hectáreas, de las cueles 282 se destinarían a uso residencial y/o terciario. La alternativa 2 abarca 344 hectáreas de las que 217 serían para uso residencial y/o terciario. De cada alternativa se evalúan los aspectos favorables y desfavorables de cara a conseguir un modelo territorial que permita conjugar la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos con equilibrio entre espacios públicos y zonas verdes, a la vez que se fortalece Paterna como centro de servicios rotacionales y/o terciarios.

El alcalde ha añadido que este documento tan sólo pretende exponer “en qué zonas de Paterna no hay riesgo medioambiental para seguir creciendo”. Aunque se trata de un paso previo en la redacción de un nuevo Plan General, Agustí no ha ocultado que el objeto último es allanar el terreno, administrativamente hablando, para crear confianza y atraer empresas inversoras al municipio que generen empleo “porque en estos momentos es lo que Paterna, la Comunitat Valenciana y España, necesitan”.

Por ello, ha afeado a los tres grupos de la oposición que hayan votado en contra de este primer paso y los ha acusado de no ser “ni constructivos ni realistas” al tiempo que ha considerado que “hacer oposición no es decir que no a todo”. Respecto a las críticas de los tres grupos por la convocatorio de un pleno extraordinario para aprobar un documento que inicia un trámite que puede durar años, Agustí ha dicho que no piensa “perder ni un solo día” para que Paterna pueda generar empleo y que convocará “todos los plenos extraordinarios que considere oportunos”.

El grupo socialista ha criticado que el equipo de Gobierno pretenda “salir de la crisis provocada por el ladrillo con más ladrillo” cuando hay promociones de viviendas sin acabar y, algunas, incluso sin empezar. El concejal Juan Antonio Sagredo ha advertido de que se está hablando de una reclasificación de suelo que equivale al 6% del término municipal o, lo que es lo mismo, tantos metros cuadrados como mide la ciudad de Mislata.

Por su parte, el portavoz de EU, Javier Parra, ha justificado su rechazo al modelo territorial que propone el PP, basado en el sector terciario y en los grandes centros comerciales por el impacto negativo que, a su juicio, tendrán sobre el pequeño comercio de la ciudad. Según Parra, el empleo que promete Agustí se creará mientras duren las obras pero, después, se destruirá más del que se cree pues asegura que “por un empleo que genera un centro comercial, destruye seis en el comercio tradicional”. En ese sentido, ha propuesto que se fomente un modelo de economía productiva “y dejen de apostar por los grandes centros comerciales”.

La concejal de Compromís per Paterna Loles Ripoll ha insistido en la idea de que la modificación o el nuevo Plan General responden a intereses de inversores privados y ha advertido de que “los fuegos de artificio, en época preelectoral y de crisis, se pagan caros”. Además, ha alertado de las irregularidades que presenta el proceso ya en estas etapas iniciales ya que el documento que se llevaba al pleno se ha redactado por una empresa externa y no consta ningún coste ni contrato ni concurso que lo justifique.

Agustí ha explicado que el informe fue elaborado a petición de la Agencia Municipal de Alquiler, dependiente de SUMPA, y que, por ello, su contratación no tiene que pasar por pleno, una explicación que no ha convencido a la concejal aunque no ha podido hacer más que dejar constancia y votar en contra en el pleno con el resto de la oposición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here