Paterna aprueba el despido de 10 funcionarios en un tenso pleno con solicitud de dimisión incluida

0
76

Después de varias semanas con propuestas, contrapropuestas y, sobretodo, desencuentros entre el equipo de Gobierno y los sindicatos, finalmente, la mayoría absoluta del PP ha llevado adelante la amortización de catorce puestos de trabajo y el consecuente despido de diez funcionarios, además de un importante recorte en las productividades.
Mientras el concejal de Personal, Jesús Giménez, defendía la propuesta decidida ayer a última hora de la tarde y presentada como enmienda del PP al punto del orden del día, pues la propuesta inicial era la amortización de 32 puestos y el despido de 27 interinos, el público pedía su dimisión, alentados, en cierta medida, por el propio Giménez quien ha realizado un discurso con acusaciones, en ocasiones, fuera de tono, contra sindicatos, oposición e, incluso, el departamento de Secretaría del Consistorio.

La sesión se preveía tensa por lo duro de la medida y por la gran asistencia de público, muchos de ellos, sindicalistas y trabajadores del Consistorio y de la empresa pública Gespa. Insistiendo en la “necesidad” y “urgencia” de llevar a cabo “medidas de recorte que impopulares”, el equipo de Gobierno ha aprobado la amortización de catorce plazas y el recorte de las productividades.

Giménez ha asegurado que, aunque el despido de trabajadores no es una decisión “que haga ninguna gracia tener que tomar” se trata de una cuestión de “responsabilidad” para reducir el déficit del Ayuntamiento y que este pueda mantener los servicios públicos que ofrece para lo cual el Gobierno municipal debe “garantizar que los trabajadores del Ayuntamiento puedan cobrar sus nóminas”.

En concreto, los interinos que perderán su plaza, con una antigüedad posterior al 31 de diciembre de 2008, son siete auxiliares administrativos, de diferentes departamentos, y un psicólogo, además de dos agentes de la Policía Local. Por otra parte, se amortizan otras dos plazas de auxiliar administrativo y otra de técnico auxiliar de archivos que estaban sin cubrir y una más de un subalterno que se jubila.

En declaraciones previas a los medios de comunicación, el concejal ha explicado que se reorganizarán los recursos humanos si la amortización de estas plazas implica alguna carencia en algunos de los servicios que presenta el Ayuntamiento. Así mismo, ha reconocido que se están estudiando qué servicios no obligatorios que presenta ahora el Consistorio se pueden suprimir o reducir. Preguntado por qué servicios estarían en esa situación, Giménez ha asegurado que hablar de alguno en concreto ahora sería “demasiado aventurado” pero sí ha confirmado que su intención es mantener los servicios sociales.

Dimisión

El concejal de Personal ha sido el protagonista de un pleno en el que el público ha intervenido activamente con aplausos a la oposición y abucheos al propio Giménez del que han pedido, incluso, su dimisión tanto un gran número de asistentes como la portavoz de Compromís per Paterna, Loles Ripoll.

Pero ha sido el propio concejal de Personal quien ha caldeado los ánimos con duras críticas contra los representantes sindicales a los que ha acusado de no querer negociar y de velar más por sus intereses que por sus compañeros trabajadores.

Antes, sin embargo, ya había calificado de “partidista” un informe de Secretaría, firmado por el Oficial Mayor, sobre la amortización de puestos de trabajo en el que alertaba de algunos “reparos legales y cuestiones a subsanar”. Giménez ha cargado contra el departamento pidiendo que no se adjuntara al expediente porque no lo había solicitado ni el presidente de la corporación ni un tercio de los miembros del pleno por lo que resultaba “innecesario”.

Tras cargar tintas contra sindicatos y Secretaría, Giménez ha dirigido sus críticas contra los portavoces de los tres grupos de la oposición. En su primera intervención se ha referido al portavoz de EU, Javier Parra, al que ha espetado “¡Ya tenemos un comunista en Paterna!”. Parra le ha pedido respeto para los comunistas con un “lávese la boca antes de hablar de los comunistas porque miles de ellos murieron para que usted esté hoy sentado donde está”.

A Ripoll se ha referido como demagoga y le ha recriminado que sus discursos los hace pensando en conseguir más votos y porque “le encanta oírse y que le aplaudan”. También Ripoll ha contestado a sus palabras preguntando al ahora concejal popular si considera que es una demagoga desde que está en la bancada del equipo de Gobierno porque “cuando estaba en el grupo socialista, estaba encantado”, en referencia al cambio de partido de Giménez a finales de la pasada legislatura.

Para la portavoz del PSPV, Lorena Benlloch, Giménez ha dedicado unas duras palabras que le han valido la recriminación del propio alcalde ya que el concejal de Personal se ha referido a la empresa donde trabaja la que fuera cabeza de lista socialista y la situación de algunos de sus trabajadores.

La regidora de Compromís en Paterna ha pedido el cese inmediato del concejal de Personal al alcalde tras el pleno. Durante su intervención, como respuesta ante las reiteradas descalificaciones del regidor del Partido Popular contra ella y el resto de regidores de la oposición, Ripoll le ha exigido a Giménez que dimita. Y éste en respuesta a la concejala de Compromís le ha dicho que él se iría cuando el alcalde se lo dijera, “dándonos el argumento para pedir su cese”, explica Ripoll.

Los tres grupos de la oposición, que han votado en contra de la amortización de plazas y han criticado las prisas con las que el equipo de Gobierno estaba llevando a cabo la operación, han apoyado la propuesta del PSPV para que el punto se quedara sobre la mesa para ahondar más en la negociación con los sindicatos. Sin embargo, la mayoría absoluta del PP ha declinado la oferta y, a la postre, ha aprobado la amortización de catorce plazas y el despido de diez interinos.

Por su parte, EU también ha planteado la posibilidad de retrasar la amortización y realizar asambleas de ciudadanos donde informar a los vecinos de la situación económica real del Ayuntamiento y de las propuestas de todos los grupos políticos para, en un mes y medio, convocar un referéndum donde los vecinos pudieran elegir cómo reducir el déficit. Giménez ha calificado de “interesante” la propuesta aunque ha insistido en que la medida había que tomarla ya y no había tiempo para la consulta popular.© Celia Dubal/Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here