Paco Alcácer marca el camino de la goleada del Valencia CF ante el Sant Gallen (5-1)

1
137

Torrent. Valencia CF. Paco Alcácer

El Valencia CF saca la cabeza con una goleada en la Europa League ante el flojo Sant Gallent suizo por 5-1. Cinco goles para tomar aire en la competición europea y para dejar la clasificación para la siguiente fase de esta competición casi cerrada.

El Valencia salió con intensidad desde el principio. Con un once sobre el tapete de Mestalla no demasiado habitual, y hasta con cuatro canteranos, los hombres que puso Djukic en la alineación salieron a por todas desde el principio. Emergió sobremanera la figura de Dani Parejo. El madrileño cuajó una gran actuación en el partido y fue el líder del equipo. Por él pasó todo el fútbol del Valencia. Fue él quien llevó todo el tempo del partido, el metrónomo de los blanquinegres. Sin duda, Parejo debe contar más para el preparador serbio porque demostró que tiene mucho fútbol.

Y fue así cuando el Valencia empezó a tocar con fluidez, rapidez y a generar ocasiones de gol. Fútbol fácil, con profundidad, a uno, dos, tres toques para abrir espacios y encontrar huecos… Apenas habían transcurrido cinco minutos cuando el portero del equipo suizo Lopar ya se había tenido que emplear a fondo tras sendos remates, el primero de Canales y después del omnipresente Parejo, que se metían en la portería. En las ocasiones sucesivas casi todos los disparos entre los tres palos acabarían en gol.

Y así en el minuto doce tras una gran jugada, Fede Cartabia se fue de dos defensas con velocidad y se sacó un disparó que el guardameta visitante no atajó. Alcácer, bien situado como siempre, recogió el rechace y de primeras empalmó a gol. Alegría en Mestalla, ovación para Alcàcer.

No habían transcurrido cinco minutos, cuando el propio Fede tras una jugada rápida, y con algo de suerte chutó entre los tres palos y Lopar, literalmente, se tragó el balón. El Valencia estaba desatado y los canteranos encabezados por Fede y Álcacer tenían hambre de gol.

El tercer y el cuarto gol llegaron de sopetón, casi sin tiempo de celebrarlo. Tras otro error garrafal del cancerbero visitante Fede recogió un balón en la frontal del área y de semifallo volvió a marcar ante la pasividad de Lopar, ayer un amigo. El cuarto gol nació de una bonita jugada que inició Parejo que metió un centro desde la izquierda para que Víctor Ruiz dejara de cabeza a Ricardo Costa y este, también de cabeza, rematara a puerta vacía. Cuatro goles en treinta y cinco minutos. Mestalla se frotaba los ojos.

Tras el descanso el Valencia se relajó en exceso. Buscó la portería suiza pero tocando mucho, gustándose en cada lance y con Parejo como director de orquesta. Canales que también cuajó un gran partido dejó detalles de la calidad y la clase que atesora. El jugador cántabro se asoció durante todo el partido con Dani Parejo y en la segunda parte en especial con el joven Bernat, que rompía la defensa helvética con sus apariciones por banda.

Y así, entre toque y toque, entre pared, taconazo, y juego de salón, apareció una falta en la banda derecha valencianista que Sergio Canales se pidió… Sin duda fue el gol del partido porque el rubio jugador del Valencia la colocó en la base del palo izquierda de la portería, tras salvar magistralmente la barrera. Mestalla y el Valencia se divertían. Casi al final del partido el St. Gallent marcó el gol del honor tras un desajuste defensivo motivado por la confianza de los cinco goles.

Francisco Estellés ( www.semprevalencia.com) para Hortanoticias

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here