Osoro bendecirá el próximo sábado en Torrent la primera ermita dedicada a la patrona de los gitanos

0
59

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, bendecirá el próximo sábado, 17 de julio, en Torrent, la primera ermita dedicada a la patrona de los gitanos, la Majarí Calí, que ha sido construida en las instalaciones del Colegio Madre Petra de El Vedat a iniciativa de su directora, la religiosa Gertrudis Rol.
Según ha informado este martes el Arzobispado, el prelado presidirá una misa a las 18.00 horas en la explanada del centro escolar, tras la que los devotos de la Virgen gitana realizarán una procesión con su imagen que será instalada, definitivamente, en su nueva capilla.

La ermita, realizada con ladrillos ‘caravista’ y cañizos, se alza en el jardín del colegio con una réplica de la “Majarí Calí” original, de 1, 30 metros de alto. Su construcción ha sido promovida por la religiosa Gertrudis Rol “para fomentar su devoción”, según ha indicado la propia religiosa. La capilla, de apenas tres metros de alto, tiene una de sus cuatro paredes totalmente acristalada “para que pueda verse y venerarse desde el exterior la imagen, que ha sido instalada sobre un carro de madera”.

La religiosa promotora de la iniciativa fue recibida hace 40 años en Torrent “a pedradas” por un grupo de gitanos cuando intentaba enseñarles a sumar con una pequeña pizarra bajo un árbol, según las mismas fuentes. Sin embargo, a día de hoy, más de tres mil niños y niñas gitanas han pasado por las aulas del colegio ‘Madre Petra’ que fundó en aquel lugar la ‘madre’ Gertrudis y en cuya construcción colaboró con un donativo personal el papa Juan Pablo II.

Según la religiosa, hace 40 años “nadie se atrevía a entrar aquí”, aunque ha agregado que la comunidad gitana de la zona cambió su actitud “al ver que respondíamos a las piedras con cariño”. “Todo lo que hacíamos para enseñarles les parecía algo grande porque nunca antes les habían tratado así”, ha reconocido.

“Para las madres de los niños gitanos, y también del resto de alumnos, muchos de ellos inmigrantes, quiero ser el paño de lágrimas y su consuelo”, ha añadido la religiosa, que insiste en que “saben que cuando les hemos aconsejado alguna cosa, por el bien de ellos, han cerrado los ojos y han confiado plenamente en nosotras”.

Ahora, le pide a la Virgen gitana que “siga demostrando ese cariño de madre, que se le nota con todos nosotros al cien por cien, y que nos dé la ilusión de saber responderle”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here