Moncada presenta el preconcurso de acreedores de Pemsa para evitar más demandas judiciales

El Ayuntamiento de Moncada ha presentado el preconcurso de acreedores de la mercantil pública Pemsa para evitar, según han explicado desde el equipo de Gobierno, que lleguen más demandas judiciales como las dos que ya están en marcha y que han sido interpuestas por dos empresas después de conocer que la empresa había hipotecado parcelas que, previamente, habían vendido a estas empresas.

Ese descubrimiento por parte de una de las empresas supuso que el actual Gobierno municipal se centrara en la situación económica de Pemsa y, a pesar de que eran conocedores de la difícil situación por la que atravesaba la empresa pública, la alerta que dio aquella mercantil encendió todas las alarmas: al parecer, Pemsa había hipotecado seis parcelas que ya había vendido previamente para conseguir un préstamo de 1,8 millones de euros, un dinero que junto al conseguido por la venta de la citadas parcelas “ha desaparecido”, según el equipo de Gobierno.

La Fiscalía ya ha abierto diligencias a raíz de la primera demanda de una de las empresas afectadas y lo ha hecho por la vía penal. Así, ha comenzado la investigación judicial y ya se ha requerido a Pemsa y a su gerente toda la documentación al respecto. Por su parte, el Gobierno municipal ha puesto en conocimiento del ministerio fiscal las irregularidades detectadas pues, según explican, tienen la obligación de informar al respecto.

Y, mientras tanto, y teniendo en cuenta que esas dos demandas pueden suponer para el Consistorio una condena “millonaria”, se ha decidido solicitar un preconcurso de acreedores para la mercantil tratando de evitar que se puedan interponer más demandas judiciales, tal y como recoge la Ley Concursal en su artículo 5 bis: “Desde la presentación de la comunicación no podrán iniciarse ejecuciones judiciales o extrajudiciales de bienes o derechos que resulten necesarios para la continuidad de la actividad profesional o empresarial del deudor […]”.

El concejal de Hacienda ha explicado que la primera empresa que interpuso una demanda al percatarse de que la parcela de su propiedad había sido hipotecada planteó al Ayuntamiento, antes de descubrir esta supuesta ‘estafa’, la posibilidad de convertirse en agente urbanizador del polígono III pagando 3 millones de euros para acelerar el proceso de urbanización de la zona, ante la parálisis de Pemsa, y poder construir cuanto antes en la parcela que había comprado hace ya cuatro años.

Según ha desvelado Sánchez, la propuesta interesó al Gobierno municipal pero, “cuando la empresa comenzó a moverse para iniciar los trámites, descubrió que su parcela estaba hipotecada”. Al parecer, la mercantil ya había realizado esta propuesta al anterior equipo de Gobierno hasta en dos ocasiones sin obtener respuesta por su parte.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *