Moncada empezará en breve las obras de rehabilitación de la fábrica Garín para convertirla en el Museo de la Seda

0
81

Moncada. Museo de la seda

En las próximas semanas comenzarán las obras de rehabilitación de la histórica fábrica de seda Garín, de Moncada, gracias a las ayudas que concede la Diputación de Valencia para la conservación de inmuebles con valor históricos, artísticos o de interés local. Dicha subvención asciende a 50.000 euros, y según ha expresado el alcalde, Juan José Medina “nos va a permitir continuar con el proyecto de Museo de la Seda iniciado a principios de legislatura”.

Debido a la falta de conservación del edificio, especialmente en la zona de talleres, se precisa una intervención importante a nivel estructural. Por lo que esta primera actuación, va a centrarse en la recuperación y rehabilitación de la estructura y la cubierta de la nave industrial. A partir de los informes técnicos se ha previsto que en esta primera fase se actuará sobre una superficie de 200 m2 de los 654, 45 m2 que ocupa la planta baja del edificio.

Por el momento el consistorio está trabajando en la clasificación, ordenación y posterior inventariado de los fondos documentales que albergaba la fábrica. Durante el mes de julio se ha procedido a organizarlos para clasificarlos por grupos bibliográficos, gráficos, textiles y mobiliario. Por lo que respecta a los patrones y dibujos encontrados se han ordenado por nombres, y el resto de documentación encontrada se ha hecho por categorías y siglos. Cabe destacar que los técnicos han hallado documentos que van desde finales del siglo XVIII hasta la actualidad. “constituyendo un importante legado histórico-cultural para nuestra ciudad” ha dicho el alcalde.

En el mes de agosto se empezaron a elaborar las fichas de inventariado y está previsto que dentro de un año se haya podido documentar en su totalidad todos los archivos que poseía la empresa y que ahora son propiedad municipal.

Una vez se tenga todo el material completo, el objetivo del consistorio es iniciar los trámites para la declaración de Colección Museográfica “que permitirá acoger visitas guiadas en el futuro Museo de la Seda, además de continuar con labores de investigación” ha matizado Medina.

Por otra parte, una de las principales dificultades a las que se ha tenido que hacer frente y que afecta a la conservación de documentos, ha sido la presencia de humedad. Un factor que tiene que ver con el tipo de construcción de la fábrica, cuyos techos y carpintería no son aislantes. Por el momento y de manera provisional, se está empleando la técnica del sílice para absorber la humedad ambiental y se da por hecho que la intervención en esta primera fase reducirá considerablemente dicho inconveniente.

Además, y como medida preventiva para la mejor conservación, el consistorio decidió que todos los archivos, que antes estaban ubicados en una sala de la planta baja, se trasladaran al piso superior, al detectar que la presencia de humedad era mucho menor.

Cabe recordar que el ayuntamiento aprobó la permuta de terrenos con la empresa Garín el pasado mes de mayo, lo que permitió que se continuaran los trámites para convertir las instalaciones en el “Museo de la Seda de Moncada”.

Actualmente existen once telares de principios del siglo XIX aún en funcionamiento que se encargan de tejer espolines a mano y la novedad de este museo vivo, según calificó Medina en una de sus visitas a la fabrica, radica en que “mientras los visitantes recorren todas las salas podrán ver in situ como se elabora uno de los tejidos más ricos que puede producir con seda valenciana”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here