Mislata volverá a abrir el comedor escolar en verano con más actividades deportivas y una dieta mediterránea

Mislata fue el primer Ayuntamiento valenciano que abrió los comedores escolares en verano. Lo hizo por primera vez hace cuatro años, después de que los servicios sociales detectaran que a muchas familias les resultaba imposible cubrir las necesidades nutricionales de sus hijos. Lo que al principio fue un comedor social de emergencia fue evolucionando hasta convertirse hoy en día, explica el alcalde, Carlos Fernández Bielsa, “en una escuela de verano más, donde garantizamos a todos los niños de Mislata tres comidas al día, pero donde garantizamos también su derecho a pasárselo bien en vacaciones, como cualquier niño de esa edad”.

Comedor escolar Mislata-3El Gobierno municipal está licitando estos días el nuevo comedor escolar, que seguirá el mismo patrón que en años anteriores pero que incorpora nuevos criterios que pretenden mejorar el servicio. Uno de ellos es el de las actividades lúdicas, aquellas que pretenden “no estigmatizar a los menores en riesgo de exclusión social, integrando el servicio de comedor en un campamento de verano”, asegura el concejal de Bienestar Social, Ximo Moreno. Así, entre los criterios de puntuación de las ofertas están las actividades deportivas, los talleres formativos, una fiesta de fin de curso, salidas por el municipio o incluso la posibilidad de ofrecer castillos hinchables.

La bollería industrial, prohibida

Además del ocio y tiempo libre, el nuevo comedor estival de Mislata será mucho más saludable que hasta ahora, ya que el Ayuntamiento ha prohibido este año la bollería industrial y ha puesto como condición esencial que “la confección de los menús diarios se base en los principios de la Dieta Mediterránea”, anuncia Moreno. Además, la empresa adjudicataria deberá seguir también la Pirámide NAOS que recomienda las combinación de los aspectos nutricionales con las actividades de ejercicio físico, todo ello, concluye el concejal, “como medida para prevenir la obesidad infantil y la aparición de enfermedades en edades tempranas como la diabetes o la hipertensión”.

El servicio se prestará en el colegio El Cid durante los meses de julio, agosto y septiembre y se beneficiarán unos 150 escolares de Educación Infantil y Primaria de Mislata. Se trata de niños y niñas de familias dificultades económicas, los mismos que durante el curso escolar disfrutan de la beca municipal de comedor. El departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento se está poniendo en contacto con todas las familias para ofrecerles el servicio e informarles de los pasos para la tramitación de las solicitudes.

El servicio incluirá tres comidas al día, ya que además del menú que se servirá en el comedor, los niños se llevarán a casa una bolsa con la merienda y otra para el desayuno del día siguiente. Y en cuanto a los horarios, los menores entrarán a las 10.30 horas para disfrutar de la mañana jugando con sus compañeros y participando en las actividades de animación y saldrán a las 15 horas, después de comer.

Por último, como novedad de este año, el Ayuntamiento de Mislata pagará el transporte a los niños y niñas de la avenida de la Paz que sean beneficiarios del servicio de comedor, para evitar desigualdades entre vecinos por su lugar de residencia.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *