Mislata solicitará su adhesión a la red de Ciudades Acogida con fórmulas de colaboración ciudadana

0
121

Celebración del Día Mundial del Refugiado en Mislata (12_06_2015)El equipo de Gobierno de Mislata llevará a pleno la solicitud de formar parte de la red valenciana de ciudades de acogida de personas refugiadas y solicitantes de asilo. La concejala de Solidaridad y Cooperación, Ana María Julián, ya trabaja en un plan estratégico que incluye programas de ayuda y colaboración ciudadana hacia quienes “han dejado todo atrás”.

La crisis migratoria que vive Europa durante los últimos años a raíz de los conflictos políticos en Siria ha desembocado en una emigración masiva de familias que buscan refugio y asilo en nuestras ciudades. Mislata ha sido sensible con esta cuestión en situaciones similares, y la existencia en el municipio de un Centro de Acogida de Refugiados ayuda a fomentar la multiculturalidad y la solidaridad con aquellos que piden refugio de forma provisional.

Según ACNUR, solo el conflicto civil en Siria ha provocado el desplazamiento de más de 4 millones de personas; en su mayoría a países limítrofes, como Turquía o Líbano. Pero muchos deciden huir a otros países de Europa con la esperanza de una vida mejor. Por eso, según ha explicado la concejala Ana María Julián, “no podemos cegarnos ante la realidad, tenemos que unirnos a la red de ciudades asilo, como están haciendo muchas capitales; la ayuda que podamos prestar será un granito de arena para solventar los efectos de las masacres. Intentaremos ser más solidarios y proporcionar asilo a familias que no tienen otra salida que huir de su país”.

La portavoz del gobierno socialista de Mislata, Mª Luisa Martínez Mora, ha anunciado que el gobierno municipal llevará una moción a pleno para comprometerse a unirse a la red de ciudades de acogida. No obstante, durante estos días el Ayuntamiento de Mislata ya está trabajando en procedimientos para agilizar trámites futuros a esas familias, así como en fórmulas innovadoras de colaboración ciudadana.

Somos conscientes de que muchos ciudadanos quieren ayudar y no saben cómo hacerlo, puesto que no tienen capacidad económica. Por eso propondremos un censo a modo banco de tiempo, para que entre todos podamos prestar ayuda de forma altruista, y que las familias refugiadas reciban ayuda como asistencia psicológica, aprendizaje de idiomas y otras herramientas de apoyo para personas que lo han dejado todo atrás y han temido por su vida”, según explicaba Ana María Julián.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here