Mislata reurbaniza la entrada del colegio Almassil para mejorar la seguridad de los escolares

0
228

Desde hace unos días, los 529 niños y niñas que cruzan a diario las puertas del colegio Almassil para ir a clase lo hacen de una forma mucho más cómoda y segura. Y además, disponen de todo un paseo a lo largo de la fachada principal del centro, que conecta con una pista polideportiva, donde pueden quedarse a la salida.

Todo ello ha sido gracias al proyecto de reurbanización impulsado por el Ayuntamiento de Mislata en el que ha invertido 65.000 euros para garantizar la seguridad en la entrada del centro escolar, eliminar barreras arquitectónicas y, sobre todo, aumentar el espacio para viandantes. Es uno más de los muchos proyectos que se realizan periódicamente por toda la ciudad y que responden, asegura el alcalde, Carlos Fernández Bielsa, a un mismo modelo urbanístico: “Las ciudades más avanzadas en paisaje urbano y en infraestructuras de uso social tienen claro que los peatones son lo más importante. Y en Mislata seguimos esa línea, recuperando espacios para la ciudadanía y construyendo una ciudad más cómoda y accesible”.

La principal novedad del diseño urbanístico del entorno del colegio Almassil es la eliminación de las antiguas jardineras en altura que separaban la acerca de la calzada. La solución planteada por el Ayuntamiento, explica Teresa Peñarrubia, concejala de Urbanismo, ha consistido en “rebajarlo todo al mismo nivel, aumentando considerablemente la superficie peatonal sin perder en seguridad, ya que se han instalado unas barandillas que impiden a los menores cruzar la calle”. Además de ser más amplio y seguro, este nuevo paseo está adaptado a personas con movilidad reducida y cuenta con itinerarios para peatones con discapacidad visual.

El otro objetivo de la actuación del Ayuntamiento era la eliminación de un carril de circulación limitada que existía entre la acera del colegio Almassil y la pista deportiva contigua, por el que algunos coches accedían al aparcamiento público habilitado en el polígono T, con el consiguiente peligro para los escolares. Ahora, el Ayuntamiento ha peatonalizado esta antigua vía y ha creado una zona de recreo, equipada con nuevo mobiliario urbano, para que los escolares y sus familias puedan socializar y disfrutar de este nuevo espacio público al salir de clase.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here