Mislata ofrece 100.000 euros para mantener la línea 7 y la EMT propone coordinarse con el servicio metropolitano

0
83

El alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, se ha reunido con la dirección de la Empresa Municipal de Transportes de Valencia (EMT) para negociar una solución consensuada a la situación de la Línea 7 que circula por el municipio de l’Horta. Bielsa ha ofrecido colaborar con 100.000 euros al año, frente a los cerca de 192.000 que le pide la EMT, y la empresa ha hablado de coordinar sus autobuses con un transporte metropolitano que cubra el servicio que dejaría de ofrecer en Mislata.
Durante el encuentro, en el que ha participado el presidente de la EMT, el concejal Alfonso Novo, se ha expuesto el coste que representa para la empresa la prestación del servicio a cada uno de los municipios. Mientras el concejal de la capital argumenta que el coste los están pagando los ciudadanos de Valencia con sus impuestos y no los de Mislata, el alcalde de esta localidad insiste en que la EMT calcula los costes de la línea según el tiempo que pasan en el término municipal y no por kilómetros de recorrido, otro punto en el que discrepan.

Novo ha hecho hincapié en que son los “ajustes presupuestarios” los que obligan a EMT y al Ayuntamiento de la ciudad a tomar la decisión de que los municipios a los que se les presta servicio, fuera del ámbito de su competencia urbana, “participen en cubrir el coste de llegar hasta sus términos municipales”.

A este respecto, y pese a que EMT ha garantizado que estudiará las alternativas planteadas por los representantes de Mislata, “todo indica que no se garantiza que los costes se vayan a cubrir con las propuestas trasladadas”.

De hecho, el ofrecimiento de pagar, a partir de 2013, 100.000 euros por el servicio que la línea 7 de EMT realiza a Mislata “dista mucho” de los 191.987 euros que la entidad ha calculado que supone para las arcas del Ayuntamiento de Valencia, ha señalado.

Según Novo, la EMT “evidencia su predisposición y voluntad de alcanzar un acuerdo que satisfaga a todas las partes sin perjudicar a los usuarios del transporte público”, ha agregado.

Es por ello que una de las soluciones que se les ha trasladado es la coordinación de la red de EMT con los autobuses metropolitanos y, pese a que no se han alcanzado soluciones concretas, las partes se han instado a seguir con los contactos e instar a la Agencia Valenciana de Movilidad Metropolitana (AVMM) a coordinar la situación y contribuir a alcanzar soluciones efectivas para todos.

100.000 euros y varios ajustes

El alcalde de Mislata ha llegado a la reunión con una ‘contraoferta’: 100.000 euros al año –a partir de 2013- y varios ajustes en la línea 7 como la reducción de las frecuencias de paso para que no sea deficitaria. Como contrapartida, el alcalde solamente ha reclamado que los jubilados y pensionistas de Mislata puedan obtener el Bono Oro de la EMT en las mismas condiciones que lo hacen los ciudadanos de Valencia.

Con esta decisión, explica Bielsa, “demostramos lo que siempre hemos dicho, que estamos dispuestos a negociar y a ser solidarios, porque lo único que nos importa son los vecinos de Mislata y sería una injusticia que se quedaran sin el servicio de autobús” aunque ha advertido que Mislata “no está dispuesta a pactar a cualquier precio”, por lo que ha reclamado a la EMT “datos reales y justificados” pues, asegura poseer “cifras que demuestran objetivamente que con los 100.000 euros el déficit de la línea 7 está más que cubierto”.

“En las últimas semanas hemos denunciado que las negociaciones parecían una pantomima y de hecho el Partido Popular tenía decidido desde el mes de enero dejar sin autobús a los vecinos de Mislata, porque no lo habían presupuestado”, asegura Carlos Fernández Bielsa. Aun así, dice que esperará la contestación de Valencia, “pero me da la sensación de que el PP no quiere negociar nada y espero no estar en lo cierto”.

Un problema heredado

Por último, Bielsa ha denunciado la “hipocresía” con la que ha actuado a lo largo de este conflicto el PP de Mislata y les ha invitado a “sentarse con sus compañeros de partido” pues, según Bielsa, “tal como ha reconocido en la reunión de hoy el concejal de Transportes de Valencia, el problema de las líneas de la EMT que entran a Mislata no es de este año ni del anterior, sino que data de años atrás”.

Según la versión del equipo de Gobierno de Mislata, el anterior gobierno del PP recibió distintas propuestas de Valencia para alcanzar un acuerdo, “pero rehuyeron la responsabilidad. Hasta ahora pensábamos que todos los problemas económicos, sociales y políticos que hemos tenido que ir solucionando en esta legislatura eran heredados del gobierno anterior. Pensábamos que éste era distinto, pero hoy hemos descubierto que estábamos equivocados”, concluye Bielsa.

El alcalde de Mislata se reunirá mañana con los responsables de la Agencia Valenciana de Movilidad para seguir intentando alcanzar un acuerdo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here