Mislata cierra el presupuesto de 2016 con un remanente de tesorería de 3,7 millones de euros

1
510

El Gobierno municipal de Mislata dio a conocer ayer a la corporación la liquidación del presupuesto de 2016, que se ha cerrado con un remanente positivo de tesorería de 3.742.153,80 euros. Por sexto año consecutivo, las cuentas del Ayuntamiento cierran con superávit, una circunstancia que, en palabras de la concejala de Hacienda, Mª Luisa Martínez, “consolida la estabilidad económica de las arcas municipales y nos permite mirar al futuro con optimismo”.

Según explican desde el Consistorio, “la gestión económica y financiera ha permitido, no sólo reducir la deuda a la mitad, sino también encadenar seis ejercicios consecutivos de remanentes positivos de tesorería. En 2011, la caja cerró con un remanente positivo de 897.357 euros; en 2012, el remanente fue de 950.864 euros; en 2013 alcanzó su máximo histórico con 4.332.307 euros y en 2014 y 2015 siguió la tendencia positiva, con 1.658.041 y 445.678 euros, respectivamente.

Estos superávit anuales sólo pueden destinarse a pagar a los bancos porque así lo obliga la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. Por eso, el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, reclama al Gobierno de Rajoy que permita que estos remanentes reviertan en la gente y que no sean los bancos quienes se beneficien de ellos.

“En Mislata hemos conseguido llevar a buen puerto un plan de saneamiento económico y financiero para racionalizar el gasto público y poder dirigir todas las acciones y políticas a las personas. En definitiva, para generar más bienestar y futuro”, explica Bielsa. Por eso, el alcalde critica que “hoy, por culpa de esta Ley, vemos limitada nuestra capacidad de gestión y exigimos que los frutos de nuestra gestión sirvan para ayudar al progreso de nuestra ciudad y mejorar los servicios sociales y las atenciones básicas”.

Además del remanente positivo de tesorería, el informe de la Intervención Municipal, con los datos de ejecución presupuestaria a 31 de diciembre de 2016, concluye que el Ayuntamiento de Mislata “cumple con el objetivo de estabilidad presupuestaria, cumple con el objetivo de la regla de gasto” y cifra el volumen de deuda viva en 21 millones, un 76% de los ingresos corrientes. Por último, el periodo medio de pago global cifrado por la Intervención y la Tesorería Municipal, teniendo en cuenta también a la empresa pública Nemasa, se sitúa en 17,10 días.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here