Mislata anuncia recortes para reducir en 3 millones de euros el gasto corriente ante la “grave” situación de las cuentas municipales

0
59

El alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, ha anunciado que su gobierno está ultimando un plan de ajustes económicos que pretende recortar entre 2, 5 y 3 millones de euros del gasto corriente tras haber analizado en profundidad las cuentas municipales heredadas del anterior Gobierno ‘popular’ que arrojan 37 millones de euros de deuda y más de 800.000 euros en facturas por pagar a proveedores.
Ante las críticas lanzadas la pasada semana por la portavoz del PP y concejal de Hacienda en la pasada legislatura, Ligia Rodrigo, sobre el retraso en el pago a los proveedores pese a tener dinero para ello, Bielsa ha comparecido junto a todo su equipo de Gobierno para ofrecer datos económicos que, en su opinión, contradicen la versión de la edil ‘popular’.

Así, ha asegurado que el Ayuntamiento tiene deudas por valor de 37 millones de euros tanto a entidades bancarias, obligaciones de pago exigidas por autos judiciales, como los 4 millones de euros a la empresa FOCSA, y obligaciones patrimoniales. A ello hay que sumar los más de 800.000 euros de “facturas en los cajones” que dejó el anterior equipo de Gobierno pues se trata de facturas de proveedores emitidas desde finales de 2009 hasta junio de 2011.

Bielsa ha asegurado que el PP no quiso hacer un reconocimiento extrajudicial de crédito para poder abonar esas facturas al tiempo que ha reconocido que “la mala gestión del Gobierno anterior” ha dejado al Ayuntamiento en una grave situación de vulnerabilidad para afrontar los gastos corrientes. “Si mantuviéramos los ingresos y gastos como hasta ahora, habría serias dificultades para abonar las nóminas a los funcionarios”, ha asegurado el alcalde quien ha pedido, sin embargo, tranquilidad a todos los trabajadores porque ya se están tomando las medidas pertinentes para que no de dé esa tesitura.

Ajustes por 3 millones de euros

Con el presupuesto de este año, el prorrogado de 2010, los gastos corrientes previstos superarían en cinco millones los ingresos (usando como referencia los de 2009 porque en 2010 hubo algunos extraordinarios) lo que generaría un déficit “inasumible” para el Consistorio. Por ello, y tras estudiar detenidamente la situación económica, el equipo de Gobierno ya prepara un plan de ajustes para reducir el gasto corriente en 2, 5 o 3 millones de euros.

El objetivo, según el alcalde, es mantener los servicios públicos y sociales salvaguardando los intereses de los vecinos y evitando un incremento de impuestos para sufragar ese supuesto déficit presupuestario. Según Bielsa, “los vecinos no tienen que pagar los errores del PP”.

Con el plan de ajustes, que se concretará durante la primera quincena del mes de octubre, el Gobierno socialista pretende generar una situación económica que permita favorecer la creación de empleo y garantizar los pagos tanto a los trabajadores municipales y funcionarios como a los proveedores.

Aunque aún no ha precisado ningún recorte, salvo el ya aplicado en el capítulo de asesores y liberados que se redujo en un 38% y permitió ahorrar más de 200.000 euros, el alcalde ha reconocido que “pueden reducirse todas las partidas”, entre ellas, la de personal. Preguntado por los periodistas al respecto se ha limitado a decir que se estudiará y que no se descarta un ajuste en la plantilla municipal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here