Metrovalencia instala 13 canceladoras en la estación de Empalme para evitar fraudes

0
96

Burjassot. FGV. Estación del Empalme

Metrovalencia ha modificado el acceso a la zona de transbordo de la estación de Empalme con una nueva línea de canceladoras que separará el paso entre el metro y el tranvía para evitar el fraude de viajeros sin título de transportes.

Según han informado fuentes de la Generalitat, en la estación de Empalme confluyen los dos destinos del norte de la provincia de la Línea 1 de metro, Llíria y Bétera, con la Línea 4 del tranvía, Mas del Rosari-Doctor Lluch.

La actuación, que entrará en servicio antes de fin de año y ha contado con un presupuesto de 95.335, 79 euros, ha consistido en la instalación de 13 canceladoras para regular los movimientos de los pasajeros entre ambos medios de transporte.

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) concluyó el pasado año en esta misma estación las obras para delimitar el paso de los usuarios de metro y tranvía, tras invertir más de 100.000 euros, por lo que ahora tan sólo restaba instalar los accesos automáticos que se abren al validar los billetes.

La estación de Empalme se abrió al público en marzo de 2001 como un nudo intermodal del metro y el tranvía. En 2013 la estación sumó un total 607.116 viajeros de los cuales 496.120 corresponden a la Línea 1 (Llíria/Bétera-Villanueva de Castellón) y 110.996 de la Línea 4 (Doctor Lluch-mas del Rosari).

Esta actuación está recogida en el conjunto de acciones establecidas contra el fraude que FGV comenzó a implantar hace años en la red de Metrovalencia, con el objetivo de disminuir el índice de impagados que, en los últimos años, se ha reducido hasta situarse el pasado ejercicio por debajo del 3 por ciento.

Las sanciones por viajar sin billete ascienden a 50 euros, estableciendo una reducción del 60 por ciento (quedando en 20 euros) por pago voluntario inmediato o días posteriores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here