Metrovalencia ampliará las líneas 3 y 5 en 2011 con la incoporación de 20 trenes de mayor tamaño

0
85

El conseller de Infraestructuras y Transportes, Mario Flores, ha anunciado que Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) completará en abril de 2011 la incorporación de 20 trenes de cinco coches en las Líneas 3 y 5 de Metrovalencia, “aportando mayor capacidad y comodidad a los viajeros”.
Hasta este mes de agosto, FGV ha puesto ya en circulación 12 trenes con cinco coches, suministrados por la multinacional alemana Vossloh, en las Líneas 3 y 5 de Metrovalencia. A esta docena de convoyes se sumarán, a partir de septiembre, otros ocho con las mismas características, al objeto de que para abril de 2011 existan en servicio veinte trenes de mayor tamaño.

Flores ha explicado que esta actuación se enmarca dentro de la renovación y ampliación del parque móvil emprendida por la Conselleria de Infraestructuras y Transportes, a través de FGV, que, desde el año 2004 y hasta la fecha, “ha invertido en la adquisición de 62 unidades de metro, 40 coches intermedios y 21 tranvías un total de 540 millones de euros (485 para metro y 55 para tranvía) para la red de Metrovalencia”.

El responsable de Infraestructuras y Transportes ha manifestado que con esta actuación, incluida en el Plan de Modernización de la red de Metrovalencia, ‘Un metro a tu medida’, se conseguirá el objetivo de “transportar a más personas en cada trayecto”, lo que, tal y como ha asegurado, “redundará en un desplazamiento para los viajeros más cómodo y menos masificado en dos de las líneas que más volumen de usuarios tienen diariamente”.

FGV recibió en julio del pasado año la primera unidad de metro con cinco coches, de la serie 4.300 de Vossloh, lo que permitió iniciar las pruebas de funcionamiento de los nuevos convoyes, que han pasado de 60 a 75 metros de longitud y que permiten el aumento de capacidad de los mismos de cerca de 600 a alrededor de 750 pasajeros. La inversión realizada en estos 20 coches intermedios asciende a 50 millones de euros.

Para la puesta en marcha del quinto coche fue necesario ampliar los andenes de superficie de las Líneas 3 y 5 para adaptar su tamaño a las nuevas longitudes de los trenes, en concreto los de las estaciones de Almàssera, Meliana, Foios, Albalat dels Sorells, Museros, Massamagrell, la Pobla de Farnals, Rafelbunyol, Sant Isidre, Paiporta, Picanya y Torrent.

Asimismo, FGV está inmersa en el proceso de ampliación de los talleres de Machado, correspondientes a las Líneas 3 y 5 de Metrovalencia, con el fin de adecuar las instalaciones a las necesidades generadas por el incremento del parque móvil de las Líneas 3 y 5, y adaptar sus equipos a la longitud de las nuevas unidades integradas por cinco coches.

Entre las reformas previstas figuran la ampliación del edificio de taller, la prolongación de fosos y andenes, la ampliación de la playa de vías, la reubicación del silo de arena y de la instalación de bombeo, la reforma de las catenarias y la creación de un nuevo foso de torno.

En paralelo a estas actuaciones se procederá a la reforma de toda la cubierta de talleres, a lo que se dotará de nuevos dispositivos de ventilación y aislamiento, y se construirá un nuevo edificio para el almacenamiento de bogies. Está previsto, asimismo, habilitar una zona pavimentada de 10 metros de ancho por delante de la nueva fachada para la circulación de camiones y ampliar el número de plazas de aparcamiento de vehículos particulares, mediante la creación de una nueva área de estacionamiento delante de la subestación.

Los vehículos de la serie 4.300 disponen de los últimos adelantos tecnológicos, con un diseño de “máxima seguridad, comodidades y prestaciones”, como mejoras en el aislamiento acústico de los coches, aire acondicionado independiente para cabina y compartimiento de viajeros, equipo de video vigilancia, instalación de un equipo de detección de incendios y equipo de radio tren-tierra. Además, las nuevas entregas ya están adaptadas al Real Decreto del Gobierno sobre accesibilidad, según han explicado desde la Generalitat.

Las nuevas unidades cuentan con “los últimos adelantos de ayudas a la conducción y al mantenimiento”, ofreciendo al conductor información sobre incidencias y actuaciones recomendadas mediante conexión al ordenador, así como la información histórica necesaria para el mantenimiento predictivo. En sistemas de seguridad, están dotadas de sistemas FAP y ATP y cuentan con la preinstalación del sistema ATO, sin conductor.

La velocidad máxima prevista en servicio de estos trenes es de 80 kilómetros por hora y la capacidad es 750 personas, distribuidos en cinco coches, dos cabezas motoras, dos remolques y el citado coche intermedio, que también es motora. Poseen una longitud de 75 metros (15 metros cada coche), un peso superior a las 130 toneladas, una altura de 4 metros y una anchura de 2, 55 metros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here