Más de 50.000 personas disfrutaron de las fiestas más austeras de los últimos años

0
54

La reducción de un 40 % del presupuesto de Fiestas Patronales parece que no ha mermado la calidad y el seguimiento del programa de fiestas de Torrent, ya que según fuentes municipales, más de 50.000 personas han seguido las numerosas actividades organizadas.
El plato fuerte de estas fiestas han sido los actos de Moros y Cristianos, que comenzaron con el tradicional Pregón. Las filás y comparsas desfilaron hasta el asilo de Santa Elena para el deleite de todos los ancianos, que aplaudían los vistosos trajes y los pasos tradicionales. La Trabucà y parlamento primero sorprendió a todos los vecinos de Torrent por su gran rigor histórico, con una escenificación de la lucha entre el capitán moro y cristiano, repetido en el la segunda pero con resultado diferente: los cristianos perdieron la Torre el primer día de Trabucà, pero como sucede cada año, la recuperaron en la segunda tarde de festejo. Los trabucos fueron los detonantes de la fiesta como manda la tradición, pero no asustaron a los cientos de vecinos que se acercaron para disfrutar del espectáculo a la Plaza Mayor de Torrent. No obstante, fue la Gran Entrada Mora y Cristiana del domingo la que congregó a un mayor número de personas: 20.000 vecinos de distintas localidades de la Comunitat Valenciana llenaron las calles de Torrent para observar de cerca las sorpresas que tenían preparadas las escuadras que desfilaron. El capitán cristiano, Javier Aracil, apareció sobre una carroza medieval, encabezada por dos dragones de gran tamaño. Pero su oponente, el capitán moro, no se quedó atrás: su cuerpo desnudo, decorado por body-paint, desató los aplausos del público asistente.

La procesión en Honor als Sants Patrons de la Pedra de Torrent, seguida de un castillo de fuegos artificiales, pusieron el punto y final a unas Fiestas Patronales responsables con la situación presupuestaria del ayuntamiento de la localidad, pero exitosas al cien por ciento, tanto en la calidad de las actividades ofrecidas a los vecinos como por la multitudinaria asistencia registrada.

Torrent ha vivido unas Fiestas Patronales muy grandes donde ha cabido también la diversión de los más pequeños de la casa, que han sido los protagonistas de multitud de actividades. Desde un concurso de fanalets organizado por la falla Sants Patrons hasta los bailes tradicionales de Les Rondalles per a la Xicalla. Sin olvidar la música y los personajes de dibujos, que tanto entretienen a los niños. Se vivieron tres tardes de musicales infantiles, que tuvieron como plato fuerte al personaje Shrek. La compañía CIA Plaf! hizo las delicias del público con espectáculos de magia, humor, talleres de peluquería y demás actividades para el entretenimiento, no solo de los más pequeños de la casa, sino también de los mayores. Pero las fiestas de Moros y Cristianos también reservan un día para la cantera de festeros de la ciudad, que realizaron con mucha gracia y desparpajo los pasos tradicionales en la “Entraeta” Infantil. Con ellos, el futuro de la fiesta está asegurado.

Las Fiestas Patronales de Torrent han tenido, como cada año, su banda sonora. A pie de calle, bandas de músicos y xarangas. Pero a los escenarios se han subido grandes artistas que han conformado el cartel de los Grandes Conciertos y del Rockejat. El festival torrentino, que ha cumplido 10 años de saludable vida, no ha dejado indiferente a nadie. Este año ha mezclado la juventud de algunos grupos locales con la veteranía de consolidadas agrupaciones nacionales. El escenario de Parc Central fue un sincretismo de estilos, entre los que destaca el punk, el ska o el rock desde su vertiente más británica hasta la más callejera. 30.000 personas disfrutaron de los directos de 6 grupos locales: Groovettes, Tonirito Leré i la Bona Band, Eternos Rivales, Foxriver, Los Tuercas y No Regrets. La cabeza de cartel la configuraron Bongo Botrako, La Pegatina, La Raíz, Gritando en Silencio, Boikot y Los de Marras.

El Parc Central vivió también, unos días más tarde, los Grandes Conciertos. Los miles de asistentes disfrutaron de la actuación del Pescao y Rubén Pozo, ex integrantes de las conocidas agrupaciones El Canto del Loco y Pereza. El colofón musical lo puso la increíble voz de Pastora Soler, que actuó en la Plaza de la Libertad ante más de 6.000 personas, poniendo el broche de oro a la programación de las Fiestas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here