Más de 200 personas exigen “más soluciones y menos promesas” para los alumnos del CP Nº 6

0
55

Más de doscientas personas, entre padres y alumnos del colegio público Nº 6 de Paiporta, se concentraron el pasado domingo en una jornada lúdica para expresar su indignación por el “pasotismo” con el que la Conselleria de Educación y el Ayuntamiento de Paiporta afrontan los problemas de este centro, según han informado desde la AMPA del colegio.
Con una gran pancarta con el lema “Menos promesas y más soluciones. Colegio nuevo ya”, el AMPA ha querido poner así de manifiesto la “indignación” de los de padres. Su presidente, Antonio Aguilar, ha explicado que “queremos que las promesas se traduzcan en realidades, el propio alcalde nos aseguró que el traslado del centro se produciría en junio, pero es preciso que los preparativos empiecen ya”.

Los problemas estructurales de este centro se remontan años atrás. Según la AMPA, la Conselleria de Educación adquirió el compromiso de realizar una rehabilitación integral del edificio, por lo que los niños fueron realojados en otro centro pero, un año después, “no se había movido una piedra”.

El Ayuntamiento realizó algunas obras de mínimos tras las protestas de los padres y, un año después, un estudio técnico de la propia Conselleria de Educación determinaba que el centro debía ser demolido. Desde ese momento, los escolares acuden a clase dentro del colegio pero aislados por verjas metálicas del edificio de Primaria.

Toda esta situación y la escasa información que reciben los padres, incrementa su inquietud ya que, explican, “no sabemos si Conselleria y Ayuntamiento cumplirán su compromiso, han desoído nuestras peticiones para reunirnos y de algunos aspectos que atañen al futuro de nuestros hijos nos enteramos por la prensa”.

Aguilar critica la actitud municipal porque “al principio justificaban su falta de atención por los problemas del Luis Vives pero ahora no hay excusa” y añade que la AMPA teme que “si el Ayuntamiento no se pone a trabajar ya en los solares que albergarán los barracones volverá a ver problemas”.

Asimismo, los padres han criticado que el concejal liberado de Educación y con cargo en Conselleria no les reciba ni les proporcione información y que, además, “dijera a principio de curso que todo empezaba con normalidad pues no ha podido ser un augurio más desafortunado”.

La jornada lúdica con paella gigante incluida constituyó un estímulo para padres y alumnos que sólo quieren “que Alcaldía y Conselleria cumplan con sus promesas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here