Marlaska descarta la relación con redes terroristas de los detenidos el martes en Mislata

0
76

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska descartó hoy la relación de los trece detenidos en Barcelona y Mislata en el marco de la denominada operación ‘Fish’ con movimientos terroristas de carácter yihadistas.
El magistrado ha enviado a prisión a nueve de los arrestados y ha impuesto fianzas para eludir la cárcel de entre 2.000 y 4.000 euros a otros tres de ellos, sólo uno ha quedado en libertad, aunque deberán comparecer en el juzgado más cercano a su domicilio de forma quincenal.

Aunque Marlaska descarta “que los imputados pertenezcan a ninguna red que se dedique a elaborar documentación falsa con la finalidad de dar cobertura a personas relacionadas con movimientos de carácter yihadista”, asegura en su auto hecho público esta noche que los arrestados se dedicaban a la falsificación de pasaportes, que cumplían “los perfiles recomendados por el Frente Islámico Mundial –relacionado directamente con Al Qaeda–, que exige documentación de países de la Unión Europea o de Estados Unidos correspondientes a un varón de entre los 25 y los 45 años y que dispongan de varios años de validez y no tengan visas estampadas”.

En el auto por el que ordena las prisiones, el magistrado acusa a los detenidos, en su gran mayoría de origen paquistaní de la comisión de delitos de asociación ilícita y falsificación de documento público u oficial y no de colaboración con organización terrorista.

El juez asegura que la investigación ha demostrado que los trece imputados se servían de colaboradores para adquirir pasaportes comprados a delincuentes comunes, que previamente los habían robado a turistas que visitan Barcelona. Estos colaboradores adquirían además ropa, teléfonos móviles y otros objetos y se dedicaban al tráfico de drogas a pequeña escala, dice el auto.

Los pasaportes sustraídos eran enviados en su mayoría a países del extranjero, principalmente a Tailandia, donde se realizaba el proceso de manipulación y falsificación, añade la resolución. En otras ocasiones, la falsificación se realiza en España bajo la dirección de Mohamad Warrak, que respondía a las órdenes y supervisión de Marc Ghulam Farit, alias ‘Tito Moon’, detenido en Bélgica a petición de Marlaska.

Una vez manipulados los pasaportes, éstos eran devueltos a Mar Ghulam, que, mediante una cadena de colaboradores, realizaba la entrega a los clientes en los países donde éstos se encontrasen.

La operación policial que permitió la detención de estas trece personas –diez de ellos en Barcelona y dos en Mislata– estaba destinada a desmantelar un entramado internacional con ramificaciones en Francia, Bélgica, Suiza, Reino Unido, Alemania y Tailandia que se dedicaba al robo de pasaportes en ciudades españolas, que eran enviados a este último país.

En Barcelona fueron arrestados diez paquistaníes, Mohamad W., Khan G.N., Ansar S., Awais Y.B., Sheik N.R., Atiqur R., Raja W.J., Khuram S., Hussain M. y Muhammad S.; y un nigeriano, Babatunde A. En Mislata fueron arrestados Muhammad I., de nacionalidad paquistaní, y Jangeet S., indio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here